Cafeína y embarazo

 Cafeína durante el embarazo.

La cafeína es un estimulante, por lo tanto aumenta la presión arterial y la frecuencia cardíaca. Además también tiene una acción diurética, es decir aumenta la frecuencia de micción, lo que puede provocar una disminución de los niveles de líquidos corporales, y por tanto podría producir deshidratación.
La cafeína hace que ciertas personas se sientan inquietas y tengan indigestión o dificultad para dormir.
Cafeína y embarazo
Algunas personas son más sensibles a la cafeína que otras, y durante el embarazo esta sensibilidad puede aparecer o aumentar.
¿La cafeína puede afectar al bebé?
La cafeína atraviesa la placenta y llega al bebé.
Asimismo, puede reducir el flujo sanguíneo a la placenta, lo que puede causar problemas para el bebé. Además dado que el metabolismo del bebé está en proceso de maduración, se desconoce qué efectos podría tener la cafeína.
Además, incluso una pequeña cantidad de cafeína puede afectar al patrón de sueño del bebé o al patrón de movimiento normal en las últimas etapas del embarazo.
¿Qué alimentos la contienen?
La cafeína, además de en el café, también se encuentra en los refrescos, el chocolate y algunos medicamentos de venta sin receta para la gripe o el resfriado.
Algunos productos a base de hierbas contienen la sustancia, como el guaraná, el mate y el , incluso en concentraciones superiores a la del café.
¿Es segura durante la lactancia?
Aunque actualmente no existen datos concluyentes de estudios en humanos, son numerosos los estudios realizados en animales que han demostrado que la cafeína puede causar defectos de nacimiento, parto prematuro, fertilidad reducida, aumentar el riesgo de bajo peso al nacer y trastornos reproductivos. Por tanto, siempre es más seguro ser cauteloso y no abusar de la cafeína durante el embarazo.
¿Cuál es la dosis segura durante el embarazo?
Pese a que un estudio publicado en la revista American Journal of Obstetrics and Gynecology, encontró que las mujeres que consumen 200 mg o más de cafeína al día tienen el doble de probabilidad de tener un aborto involuntario, que las que no consumen cafeína, no existen datos que confirmen cuál es la dosis de cafeína segura durante el embarazo.
Si bien no es necesario eliminarla por completo durante el embarazo, debe limitarse la cantidad a no más de 200 mg al día, el equivalente a dos tazas de café al día. Si ocasionalmente se sobrepasa este límite no es necesario preocuparse, ya que los riesgo son pequeños.

Añadir Comentario