Acné en el embarazo

Los problemas de la piel son comunes durante el embarazo.

Algunas mujeres embarazadas sufren de acné.

En la mayoría de los casos, el acné durante el embarazo puede ser tratado con unas buenas prácticas de higiene y con el uso de productos que no necesitan prescripción médica. Pero hay casos más graves de acné, en el que una mujer embarazada pude necesitar el tratamiento con agentes tópicos que deben ser recetados por un médico.

Acné en el embarazo

¿Qué causa el acné durante el embarazo?

Los cambios hormonales relacionados con el embarazo son los responsables de estos brotes de acné, especialmente durante el primer trimestre. Después del primer trimestre, las probabilidades de que una mujer desarrolle acné embarazada disminuyen

¿Cómo se trata el acné durante el embarazo?

  • Utilizar limpiadores faciales suaves sin alcohol. Se deben evitar productos que pueden obstruir los poros de la cara.

  • Lavarse la cara todos los días, pero sólo dos veces al día, por la mañana y por la noche, y después de hacer ejercicio. Lavarse muy a menudo puede estimular las glándulas sebáceas y dar lugar a brotes de acné.
  • Después de lavarla, secar la cara con un paño suave y limpio. No frotar y aplicar una crema hidratante sin aceite después.
  • Utilizar maquillaje libre de aceites.

Acné en el embarazo

Las mujeres que no están embarazadas tienen una variedad de tratamientos para elegir, pero las mujeres embarazadas deben tener mucho cuidado con cómo tratan el acné. Muchos tratamientos tópicos para el acné no representan ningún riesgo para la madre o para el bebé, pero no obstante siempre debe consultarse con un médico antes de usarlos durante el embarazo.

Seguir leyendo: 

Añadir Comentario