Consejos para estirar el presupuesto para alimentos

Algunos consejos para lograr que nuestro presupuesto alcance a alimentar a nuestra familia con menos, sin sacrificar sabor, frescura, calidad o nutrición.

Presupuesto comida: cómo comprar más con menos

1. Cocina casera

Para lograr el mayor ahorro, debemos evitar los productos ya preparados como las bases de pizza envasadas o los pollos asados, puesto que cuando los adquirimos estamos pagando un plus por el trabajo de elaboración.

Los fines de semana o mientras los niños duermen, podemos hacer un poco de trabajo extra y preparar los ingredientes. Los guisos de legumbres son económicos y se pueden congelar en raciones. También se pueden congelar las masas para pan o pizza, caldos, potajes, purés y cremas etc.

2. Reducir los platos que llevan carne

Podemos hacer una o dos comidas vegetarianas a la semana para reducir costes. Los platos basados en alimentos básicos de despensa como el arroz, los cereales integrales y pastas son muy socorridos y llenan bastante, y las legumbres como las lentejas o garbanzos tienen mucho valor nutritivo, sacian y son baratos. 

3. Estirar la carne y el pescado

En lugar de utilizar la proteína como elemento central del plato, utilizarla con moderación para dar sabor y textura; casi como si fuera un condimento. Y utilizar la imaginación con las sobras. Por ejemplo, la carcasa de un pollo asado puede ser aprovechado para hacer un delicioso consomé que, servido con fideos y tal vez un huevo duro supone una comida para el día siguiente.

4. Elaborar un plan de comidas

Acostumbrarnos a sentarnos en una silla una vez a la semana y planificar las comidas.

Pensar en las sobras, en cuántos días tendremos que comer fuera o estaremos muy ocupados para cocinar, y pensar también un plan para esos días.

Es un buen momento para aprender a hacer platos nuevos y se pueden buscar recetas baratas en Internet.

Conviene tener en cuenta siempre el numero de comensales para no pasarse y tener sobras, salvo que las vayamos a aprovechar para una comida posterior.

5. Comprar frutas y verduras de temporada

Utilizar las frutas, verduras y alimentos de temporada. Son siempre más baratos y se pueden encontrar verdaderas ofertas, sobre todo se se compran los días del mercado. Si compramos en el supermercado productos frescos, puede ser interesante ir un sábado por la tarde cuando muchas tiendas ponen en oferta los productos perecederos cuya fecha de caducidad está a punto de pasarse.

Ahorrar presupuesto comida

6. Elige bien donde haces la compra y compara precios

Comprar en un sitio o en otro puede suponer una gran diferencia de precios. Algunas veces comprar en el mercado local puede ser más barato que comprar en el supermercado, los precios también pueden variar mucho de un supermercado a otro.

Comprar a última hora del día también puede tener sus ventajas, muchas veces se ponen en oferta los últimos productos frescos que quedan para terminar existencias.

7. Congela los alimentos que se puedan pasar de fecha

Revisa bien los alimentos con periodicidad para no tener que tirar comida pasada de fecha. Hay frutas que puedes congelar limpias y troceadas y usarlas para hacer batidos, helados caseros. Si ves que se están poniendo feas también las puedes usar para hacer mermeladas o compotas….Muchas verduras también se pueden congelar, así como carnes y verduras. Congela en porciones listas para usar, es más fácil descongelarlas y usarlas cuando las necesites.

 

Lecturas relacionadas:

3 Respuestas

  1. clau 8 años ago
  2. Esther Garcia 8 años ago
  3. Esther Garcia 8 años ago

Añadir Comentario