Empieza Febrero, el mejor momento para ahorrar dinero

Llega una de las épocas del año más complicadillas, y es que después de los gastos de navidades y sin darnos un respiro, ¡llegaron las rebajas! Y ahora que está acabando enero, nos damos cuenta de que no hemos podido ahorrar dinero y nos hemos gastado un sueldo que aún ni hemos cobrado. ¡Pero que larga se hace la espera de la nómina de enero…! 

Foto: pexels.com

Pero no esta todo perdido, ahora que llega febrero es el momento ideal para empezar a ahorrar de nuevo y dejar atrás la dichosa cuesta de enero. Por eso aquí os dejamos algunos truquitos para ahorrar:

Llevar comida al trabajo

Preparar la comida en casa, en vez de comprarla en el lugar de trabajo nos puede ayudar a ahorrar bastante dinero. Y aunque sabemos que es mucho más cómodo que nos den la comida preparada, existen varias formas de que preparar nuestros tupper no sea tan costosa, como cocinar en un solo día para toda la semana.

Es cierto que, si nuestro presupuesto nos lo permite, podemos establecer un día cada semana o cada dos, por ejemplo, para salir a comer con los compañeros de trabajo y darnos una alegría.

Haz la compra de manera inteligente y compara precios

Quizá nos lleve un poco más de tiempo, pero nos podemos ahorrar mucho dinero si invertimos un ratito en comparar precios en diferentes puntos de venta.

A veces, tenemos claro que producto necesitamos, por ejemplo, un teléfono, y solemos ir a nuestra tienda habitual para comprarlo. Pero es interesante que antes de comprar y ahora que tenemos al maravilloso Google, busquemos otras alternativas de compra en diferentes tiendas, porque quizá alguna ofrezca mejores ofertas o descuentos especiales si compras por Internet.

Haz más planes caseros

Sabemos que puede ser muy tentador salir a tomar unas cervecitas con los amigos, irte a cenar o salir a tomar un buen dulce, pero existen muchas alternativas para pasar un buen rato en casa y ahorrar, desde un económico cine casero hasta pasar la tarde con los amigos y unos cuantos juegos de mesa. Podemos pasarlo en grande gastando muy poco.

Camina más y utiliza menos el transporte

Hoy en día utilizar el transporte público está a la orden del día, ya no solo por economía, sino más bien por ecología. Por suerte para todos cada día estamos más concienciados sobre el daño que estamos causando al planeta tierra y hay más gente que decide dejar su coche en casa para utilizar el bus, el metro o opciones aun mucho mejores y económicas, como la bici o los patinetes (aunque estos últimos están muy de monda, hay que utilizarlos siempre con precaución).

Foto: pexels.com

Un truco que yo suelo utilizar para andar más, es establecer un rango de tiempo hasta el cual mi destino se encuentra a una distancia adecuada para ir andando, por ejemplo, mi límite está entre 25/30 minutos, pero cada persona puede adaptar esto a sus propias necesidades. Me explico, si tienes que ir a una cena, pones en el Google Maps el restaurante y está a menos de 30 minutos andando, ves andando, si está a más, pues valoramos si podemos coger el transporte público o podemos ir en bicicleta. A veces cuesta, pero andar te hará sentir mejor, te ayudará a controlar tu peso y tu salud y además, te ayudará a ahorrar dinero extra. Así que ponte los auriculares y a pasear.

Evita la tentación de las rebajas y si caes ten cuidado

Todos tenemos productos esperándonos en nuestro carrito de la compra, pero es importante no dejarnos llevar por nuestros impulsos y analizar antes de comprar. Es cierto que si nuestro presupuesto nos lo permite podemos darnos un pequeño capricho, pero es recomendable analizar antes de comprar, si realmente necesitamos ese producto o servicio, porque muchas veces creemos necesitar algo, pero en realidad no es cierto.

Un truquito es no dejar guardados nuestros datos de pago, para evitar la compra en un click y poder tener así unos minutos para analizar nuestra compra. Estas compras en un click suelen ser totalmente impulsivas y nos hacen gastar dinero en cosas que realmente no necesitamos, que luego nos arrepentimos y tenemos que invertir nuestro tiempo en gestiones de devolución. 

Si es free, I’m in

Esta filosofía cada vez esta más extendida “si es free, I’m in”, es decir, “si es gratis, cuenta conmigo”. Y es que no somos conscientes muchas veces de la cantidad de eventos que se realizan en nuestras respectivas ciudades de forma gratuita, desde eventos de ocio a eventos formativos, que son ocasiones perfectas para pasar un rato con nuestros amigos o compañeros de trabajo. La mejor forma de buscar estos eventos en poner en Google “actividades gratuitas en…(vuestra ciudad)” y muchas veces nos sorprenderemos de la gran variedad de actividades que se ofrecen.

Identifica tus ingresos y tus gastos, para organizar un buen presupuesto

No hay nada mejor para ahorrar que ser consciente de cuales son nuestros ingresos y cuales son nuestros gastos, porque muchas veces nos gastamos el dinero sin darnos cuenta ni cómo ni cuándo, ni cuánto. Así que es buena idea tener un presupuesto establecido, ya sea en una hoja de cálculo de Excel o de cualquier otra forma que os sea más sencillo. En este presupuesto deberíamos anotar cuales son nuestros ingresos mensuales fijos, y cuáles son los gastos mensuales fijos (luz, agua, comida, alquiler, gimnasio, gasolina o transporte si es inevitable, etc.), y en base a estos datos fijos gestionar lo que nos quede en dinero de ahorro, gastos para ocio, gastos para capricho o gastos para lo que nosotros queramos, dejándonos siempre un pequeño margen por si surgiera cualquier imprevisto.

Hacer esto es importante, porque una vez que sepamos por ejemplo, si tenemos y cuanto tenemos de presupuesto para ocio, podremos decidir si salir a cenar un sábado a un restaurante o si por el contrario, con nuestro presupuesto, debemos hacer algún plan divertido en casa.

Consumo responsable para ahorrar dinero

Es muy importante hacer un consumo responsable de los productos o servicios que utilizamos, y como anteriormente he comentado ya no solo por ahorrarnos un dinerito, sino también por ayudar al medio ambiente. Seguir las tres R del reciclaje puede ser muy útil: REDUCIR, REUTILIZAR Y RECICLAR.

  • Reducir el consumo, analizando si lo que estamos a punto de comprar es realmente necesario, y aprovechando al máximo lo que ya hemos comprado, por ejemplo si mezclamos el gel de manos con un chorrito de agua, nos durará el doble y sigue cumpliendo su función a la perfección. 
  • Reutilizar ya no solo las bolsas cuando vamos al supermercado, podemos reutilizar por ejemplo el bote del jabón de manos, ya que comprar un bote pequeño suele ser más caro que comprar el paquete ahorro donde tienes 2 litros de gel y te sirve para rellenar tanto el bote del gel de manos, como los botes que tengas en la ducha, ahorras dinero y utilizas menos envases. O reutilizar los botes en la cocina para evitar comprar tuppers, reutilizar sabanas viejas para tener nuevos paños de limpieza, reutilizar papeles viejos y usados para evitar comprar más libretas, etc. 
  • Reciclar, obviamente, siempre reciclar. No esta directamente relacionado con el ahorro, pero todo lo que no tiremos en la papelera y/o no reciclemos, puede acabar en los mares y océanos, o acumulado en algún vertedero de basura. 

¿Se os ocurren algunas ideas más para ahorrar en esta difícil cuesta de enero? Compártela con nosotras/os en los comentarios.

Añadir Comentario