La regla del 100%: Un simple consejo que me cambió la vida

Tengo una amiga que dejó de comer azúcar hace 2 años. Cuando salimos a comer casi siempre pido postre. “¿Quieres un poco?”, le pregunto tanteándola. “No gracias” dice siempre con cara de indiferencia. Debe ser tan duro para ella rechazar un bocado cada vez que alguien pide un postre, ¿verdad?

Pues no.

En pocas palabras: nos resulta demasiado fácil perder nuestro tiempo, dinero y energía no comprometiéndonos en cosas importantes para nosotros.

Tenemos la intención de hacer ejercicio -esta vez de verdad- pero nos distraemos. Queremos ser más productivos en nuestro trabajo y vida, pero por alguna razón ahí estamos, sin ir más allá.

Todo tiene que ver con nuestro bien intencionado “esfuerzo del 99%”. Consumimos energía sin producir resultados. Nos cansamos simplemente de pensar lo que tenemos que hacer, y acabamos agotados ¡sin haber hecho nada! Es estresante. Nos sentimos como un fracaso cuando no estamos realmente comprometidos con algo. Nos quedamos cortos si sólo nos esforzamos en un 99% en las cosas que nos importan en la vida. El 99% no es todo tu potencial, y lo sabes. Así que deja de sentirte mal por ello y ve al 100%.

La regla del 100%

consejos para ser productivo

Cuando estuve a principio de año en una conferencia oí una frase que sabía que cambiaría mi forma de trabajar. Más tarde me di cuenta que también cambiaría toda mi vida.

¿La frase? El 99% es difícil, el 100% es fácil. O como Jack Canfield, el autor de “The Success Principles” (Los principios del éxito: cómo salir de dónde estás y llegar a donde quieres estar) dice de una manera más directa: “”99% is a b*tch. 100% is a breeze”. Tómate un momento para asimilarlo.

Entonces me pongo a pensar en estas personas: mi hermano, vegano estricto. Mi vecino, un cómico famoso que publica todas las semanas un vídeo en Youtube sin falta. Sin excepciones ni excusas.

¿Tan difícil es? Quizá sí cuando empezaron. Pero ahora mi hermano sabe qué alimentos comprar, dónde y cómo cocinarlos. El youtuber hace vídeos todos los días, no solo cuando se siente inspirado. Está en constante aprendizaje de nuevas habilidades y desarrollando nuevas rutinas, cada cual mejor que la anterior.

Si hay algo que te está impidiendo hacer lo que realmente pretendes hacer probablemente es la regla del 99%. Así es como vamos a zanjar finalmente todo esto:

1. Identifica exactamente qué necesita el 100% de tu atención

¿Tus dibujos? ¿Tus fotos? ¿Una idea que has tenido mareando en tu cabeza que requiere una acción? ¿Un hábito que necesitas eliminar -gastar menos, no comer fritos o incluso dejar de ver a cierta persona tóxica?

No todo en tu vida necesita un esfuerzo del 100%. Tu corazón será el que te ayude a saberlo. No tienes que agobiarte ahora comprometiéndote con un millón de cosas y desterrando la diversión de tu vida. Tu 100% ahora mismo probablemente sea sólo una cosa. ¿Qué es?

2. Esfuérzate

consejos para ser productivo

Comprométete a escribir una hora al día, siete días a la semana. Determina exactamente cómo vas a hacer tu primera venta. Deja la cartera en casa, tira el pollo frito, y pon fin a esa relación una vez por todas. Y no mires atrás.

Personalmente, me di cuenta que mi 100% era terminar el máster con notas altas. Había estado en un 99% desde que lo empecé, y después de escuchar este consejo mis notas no bajan del 7.5. No fue fácil, pero hacerlo ha sido más fácil que pensar en ello en el metro, de vacaciones, cuando cocino, o cuando estoy con amigos. Ahora está completo.

“Cuando cambié de marcha al 100% no había decisiones que tomar. Era estudiar o morir”.

El 99% era mucho más duro. Me pesaba a diario. Era más pesado que hacer la tarea en sí. La fatiga me estaba matando: “¿Debo estudiar o ir de compras?” “¿Debo estudiar o llamar a una amiga?” Cuando cambié la velocidad al 100% no había decisiones que tomar. Era estudiar o morir.

3. Repite (una vez, y otra vez, y otra…)

La verdadera felicidad es la alegría que experimentas cuando te acercas a tu potencial. La parte bonita de todo esto es que cuando aplicas la regla del 100% a una tarea en cuestión, la completas. Una vez que conviertes la intención en un hábito, el objetivo se cumple.

Cuando hayas cumplido tu objetivo libera el espacio mental adecuado para que la siguiente prioridad. No te culpes por no priorizar todos tus proyectos. Cuando das el 100% las cosas que no son realmente importantes caen por su peso. Es lo que te decía antes: tu corazón realmente sabe qué es lo que quieres. Te está hablando. Escúchalo.

¿Por qué algunas personas tienen éxito y otras no? Porque se comprometen a algo completamente. Al 100%. Si conoces a alguien que cada libro que escribe se convierte en el más vendido del mundo sabes que no se sienta a escribir de vez en cuando, o cuando quiere. Si conoces a alguien que tiene cientos de miles de seguidores en Youtube es porque está continuamente esforzándose en crear nuevo contenido, y único.

Se llama compromiso.

Yo como siempre te espero en la próxima. Un gran saludo y un abrazo, Andrea.

Ver más:

Fuente

Añadir Comentario