Cómo superar la envidia: 3 consejos muy efectivos

La envidia es un veneno que hay que aprender a controlar

La envidia puede ser como un pequeño demonio en tu hombro que te susurra palabras al oído para recordarte lo poco que tienes en tu vida y lo mucho que tienen los demás.

cómo superar la envidia

Aprender a alejarse de la envidia requiere tiempo, pero estos consejos te ayudarán a liberarte de su esclavitud y transformar tu vida. 

1. Deja de compararte con los demás. Compárate contigo mismo

Comparar lo que tienes con lo que tienen los demás es una buena forma de amargarse la vida. Cuando te compras un coche más bonito o consigues un mejor trabajo que los demás te puedes sentir bien durante un tiempo. Pero no te engañes, estás alimentando a tu ego.
Si te comparas con los demás siempre encontrarás a alguien que tenga más que tú. Alguien que tiene un coche más bonito o un mejor puesto de trabajo que tú. 
Pero si te comparas contigo mismo siempre ganarás. Mira cómo has crecido y todo lo que has logrado. Valora todo lo que has hecho y lo que tienes. Mira todo lo lejos que has llegado y planea qué vas a hacer para seguir avanzando.
Con esta mentalidad siempre saldrás ganando. Da igual que los demás tengan mucho o poco, lo importante es lo que tenías antes y tienes ahora.

2. Deja de juzgar

cómo superar la envidia

Ni estar atascado es malo ni tenerlo todo es bueno. No existe lo que es bueno y lo que es malo, las cosas simplemente son. 
Quizá no estés donde querías estar ni tengas lo que esperabas tener. Pero eso ni es bueno ni es malo. En lugar de juzgar piensa en lo que tienes, en lo que quieres, y en qué puedes hacer para conseguirlo. 

No existen las cosas buenas o malas, existe lo que tienes y lo que quieres, y lo que lo speara es lo que tienes que hacer para conseguirlo.

3. Empieza a ver las cosas con claridad

El responsable de que estés donde estás eres tú. Quizá no estás donde quieres estar porque no eres lo que necesitas ser.
Tienes la formación, experiencia y coraje que necesitas para conseguir todo lo que te propongas, pero fijarte en los demás hace que no avances tú. 
Cuando veas todo el potencial que tienes en ti mismo ya no estarás enfrentado a los demás. Te darás cuenta de que eres tú el dueño de tu vida. Lo que tienes o dejas de tener es responsabilidad tuya. 
La envidia es un veneno que te roba la felicidad y ansias de superación, empieza por alejar el espejo de los demás y acércatelo a ti mismo. Deja de juzgar tu vida con estándares imposibles y mira bien quién eres: un ser humano maravillosamente defectuoso con metas apasionadas. 
La envidia consiste en no ver nunca las cosas en ti mismo, pero verlas siempre en los demás. Si deseas gloria puedes envidiar a Napoleón, pero Napoleón envidiaba a César, César envidiaba a Alejandro, y Alejandro me atrevería a decir que envidiaba a Hércules, que nunca existió. – Bertrand Rusell

 
También te puede interesar:

43 Respuestas

  1. Anónimo 3 años ago
    • Andrea Méndez Mollá 3 años ago
    • Anónimo 3 años ago
  2. Anónimo 3 años ago
  3. Anónimo 3 años ago
    • Anónimo 3 años ago
  4. Anónimo 3 años ago
    • Andrea Méndez Mollá 3 años ago
  5. Anónimo 3 años ago
    • Andrea Méndez Mollá 3 años ago
    • Anónimo 3 años ago
  6. Nancy Vazquez 3 años ago
  7. Anónimo 3 años ago
    • Andrea Méndez Mollá 2 años ago
  8. Anónimo 3 años ago
  9. Marco Ramírez Gatica 3 años ago
    • Andrea Méndez Mollá 2 años ago
  10. Anónimo 2 años ago
    • Andrea Méndez Mollá 2 años ago
  11. Anónimo 2 años ago
  12. Anónimo 2 años ago
    • Andrea Méndez Mollá 2 años ago
  13. Anónimo 2 años ago
  14. Anónimo 2 años ago
  15. Anónimo 2 años ago
    • Anónim@123 1 año ago
  16. Vanessa Cooper 2 años ago
  17. Anónim@123 1 año ago
  18. Anónimo 1 año ago
  19. Anonimo 1 año ago
    • Andrea Méndez Andrea Méndez 1 año ago
  20. D 12 meses ago
  21. Camila 11 meses ago
    • Andrea Méndez Andrea Méndez 11 meses ago
  22. Alberto 10 meses ago
  23. Paula 9 meses ago
  24. un amigo 8 meses ago
  25. alejandra 1 mes ago

Añadir Comentario