Frases de madre a hijo que nunca deberían dejar de decirse

Una madre lo es todo para su hijo y un hijo lo es todo para una madre.
Lee estas 9 frases. Te darás cuenta al instante de lo necesario que es que tu hijo las sepa.
frases de madre a hijo

 1. “Todo va a salir bien” 

Los niños también sufren. Pero el dolor no es eterno. Los tiempos difíciles no duran para siempre. Son etapas que van y vienen. Transmíteselo.  

 2. “Puedes hacerlo” 

Decirle a tu hijo que puede hacerlo es enfrentarle a los obstáculos de la vida. Es decirle “la vida no es fácil pero con esfuerzo podrás conseguir todo lo que te propongas”.

3. “Sé tú mismo” 

frases de madre a hijo

No quieras convertir a tu hijo en ti. Él es único. Tiene cosas espléndidas que enseñarte, transmítele confianza y seguridad para hacerlo. Así no tendrá miedo de lo que pensarán los demás. Así no tendrá miedo a ser él mismo.  

4. “Nunca trates a los demás como no quieres que te traten a ti”

Incluso con animales y plantas. Es esencial enseñar a tu hijo a ser empático. A respetar y a valorar cada vida.  

5. “Te quiero” 

Hay personas que nunca han escuchado a su madre decirle que le quieren. Un te quiero nunca sobra. Un te quiero nunca daña.

6.“Basta”
frases de madre a hijo

No siempre conseguimos lo que queremos. Cultivar en tu hijo un “basta, para y cálmate” le ahorrará muchas equivocaciones en su vida.  

7. “Gracias”

Es bueno enseñarle a tu hijo modales pero más importante es enseñarle a ser agradecido. Por la vida, la familia, por cada minuto que disfruta. Independientemente de lo que pueda estar ocurriendo, siempre hay algo por lo que dar las gracias.  

8. “Nunca abandones”

Nadie dijo que fuera a ser fácil. Pero no dejes que nadie, ni siquiera tú, le diga a tu hijo que es incapaz de hacer algo. Avísale que la gente que tuvo miedo de conseguir sus sueños, le dirán a él que tampoco podrá hacerlo. No dejes que nadie le robe la fe en él mismo.  

9. “Es hora de parar”

frases de madre a hijo
Los sueños cambian. Y los de tu hijo también. Si tu hijo está haciendo algo que no le apasiona es bueno que pare y rectifique.
Edison aprendió 999 maneras de cómo no hacer una bombilla. No lo llamó fracaso, lo llamó aprendizaje.

Te puede interesar:

7 Respuestas

  1. Maria Auxiliadora Brenes 7 meses ago
  2. anonimo 1 año ago
  3. Anónimo 3 años ago
    • andreamendez 3 años ago
  4. Anónimo 3 años ago

Añadir Comentario