Las personas con rasgos psicópatas son mejores líderes

“Psicópata” es un término con connotaciones muy negativas. Cuando la mayoría de nosotros lo escuchamos probablemente nos imaginamos asesinos sedientos de sangre como Ted Bundy o Charles Manson.

En realidad no queremos decir que la persona es un psicópata literalmente, estamos usándola para añadir énfasis.También usamos la palabra en entornos sociales frecuentemente. Si alguien está actuando agresivamente o impulsivamente decimos algo como: “pareces un psicópata”.

La gente hace esto con un montón de palabras. Cojo prestado el monólogo de un humorista que dice:

“Como seres humanos, nos pierde mucho la boca. Es triste. Pero usamos palabras como ‘maravilloso’ e ‘increíble’ como si fueran caramelos. ¡Hasta usas la palabra increíble para describir un maldito sándwich!  ¿Qué pasará el día de tu boda o cuando nazca tu primer hijo? ¿Cómo lo describirás? Ya gastaste ‘increíble’ en el maldito sándwich.” 

Este hombre lleva razón. Utilizamos excesivamente un montón de palabras sin pensar críticamente acerca de su significado. Pero cuando se trata de la palabra ‘psicópata’ en realidad puede haber algo de cierto detrás de su uso coloquial.

En otras palabras, algunos de nosotros podríamos tener más rasgos psicópatas de los que pensamos. Y cuando nuestros amigos nos dicen “pareces un(a) psicópata” pueden tener más razón de la que se imaginan. Esto no tiene porqué verse como algo negativo. De hecho ya hay gran cantidad de información que evidencia que poseer rasgos psicópatas tiene beneficios. 

Y tú podrías argumentar ahora mismo que muchos de los líderes y personas exitosas en la historia tenían algo de psicópatas en muchos aspectos. Y es que tener algo de psicópata podría ayudarte a lograr el éxito en muchos aspectos de tu vida.

liderazgo euroresidentes

Lions Gate Films

No todos los psicópatas son malos

Casi cualquier persona que conoces podría ser un psicópata, pero eso no significa que sean malas personas.

El doctor James Fallon, un neurocientífico de éxito, descubrió que era psicópata al comparar los escáneres cerebrales de asesinos psicópatas con los de su propio cerebro.

Los psicópatas tienen menos actividad en zonas del lóbulo frontal, asociado a la moral y la empatía, y el cerebro de Fallon exhibía los mismos patrones anatómicos. Fallon nunca ha cometido un delito en su vida. Es un hombre de familia respetado en su profesión. La diferencia entre él y los asesinos psicópatas es que puede apagar todas las cualidades de la psicopatía a voluntad -la agresividad, la falta de empatía, la frialdad- mientras mantiene las positivas, como el carisma. Por lo tanto, la psicopatía está ligada a la genética y a la neurología y se produce en diversos grados.

Según Kevin Dutton, psicólogo investigador de la Universidad de Oxford, hemos estado percibiendo y definiendo a los psicópatas en términos demasiado absolutos. Como él mismo dice: “No hay nada que te convierta en psicópata.  Quieres creer que esos rasgos son como los mandos de una mesa de mezclas, que se pueden subir y bajar en diferentes situaciones -y si están todos subidos al máximo, es que eres un psicópata disfuncional.  Ser un psicópata no es blanco o negro. Es un espectro, como la altura y el peso”.

Así que incluso si posees características similares a los psicópatas, no significa necesariamente que estás destinado a convertirte en un asesino en serie de sangre fría. Si eres un psicópata en toda regla, es obviamente problemático. Pero si encarnas algunas de las características asociadas, la investigación sugiere que eres naturalmente adecuado para el liderazgo.

El liderazgo requiere algunos rasgos psicopáticos

Los psicópatas tienen una amplia gama de rasgos de personalidad: el encanto engañoso, la capacidad innata para mentir, son implacables, metas poco realistas, y la falta de empatía y la impulsividad, entre otros.

Es por eso que suena contradictorio argumentar que una persona con tales atributos puede llegar a ser un buen líder. ¿Cómo una persona va a ser capaz de liderar a otros cuando es imprudente, apática o irracional? Bueno, como hemos comentado, hay una amplia gama de grises entre un extremo y otro.

Por ejemplo, los psicópatas en el extremo final del espectro carecen de una de las cualidades más importantes de un liderazgo fuerte y eficaz: la empatía. Si no puedes relacionarte con los demás y no tienes un alto grado de inteligencia emocional, no estás capacitado para guiar a otras personas.  Pero si estás en el otro extremo te puedes permitir exhibir la empatía, mientras que a la vez posees cualidades psicopáticas que presentan una ventaja cuando hablamos de liderazgo.

Andy McNab, un sargento retirado que ha trabajado junto a Kevin Dutton, dice que los psicópatas tienen éxito porque son capaces de apagar el botón de la empatía cuando sea necesario.

No siempre son de sangre fría, pero pueden ser implacables en el contexto apropiado. En palabras de McNab: “No quieres ser un mal tipo, yendo por ahí atornillando a las personas. Pero es que no los dañas una vez, sino para toda la vida. Porque nunca volverán a confiar en ti.  Esa es la diferencia ente un buen y un mal psicópata: saber cuándo sacar eso a relucir o cuando esconderlo”. 

La inteligencia emocional es esencial para conseguir tus metas tanto personalmente como profesionalmente. Pero a parte de esto, también consiste en establecer un sano equilibrio entre ser demasiado sensible y demasiado insensible. Tu gente quiere saber que estarás allí para ellos en tiempos difíciles, pero también quieren ver que puedes manejarte a ti mismo bajo presión. Cuando hayas conquistado tus emociones, podrás hacer cualquier cosa. Al parecer, muchos psicópatas tienen esta ventaja.

Muchos de los líderes políticos han sido psicópatas

Scott Lilienfeld, profesor de psicología en la Universidad de Emory, dirigió un estudio que evaluó las personalidades y el rendimiento de los presidentes de los EEUU.

En última instancia, la investigación reveló que loa presidentes fueron más exitosos cuando dominaban el miedo, una cualidad frecuentemente atribuida a los psicópatas. Como Lilienfeld explica: “Una forma fácil de pensar en ello es como una combinación de valentía física y social. La gente con altos niveles de audacia no tiene mucho miedo acerca de cosas físicas o sociales que al resto de nosotros sí que nos asustaría.

Es como una especie de capacidad para adaptarse ya que no muestras mucha ansiedad o frustración en la cara ante los desafíos de la vida”. En pocas palabras, los psicópatas son individuos intrépidos y audaces que mantienen la calma bajo presión, cualidades obligatorias en un liderazgo en condiciones. 

De hecho, hay evidencia que indica que los psicópatas pueden ser casi como héroes. Su impulsividad les hace menos reacios a tomar riesgos en situaciones peligrosas. Esto tiene mucho sentido: mientras que el heroísmo a veces se relaciona con el desinterés propio, también has de ser un poco imprudente para sacrificar tu seguridad por la de los demás.

Todo esto viene a demostrarnos que vivimos en un mundo muy relativo. Algo que es aparentemente negativo puede llevar a grandes cosas. En palabras del gran Robin Williams: “Sólo te han dado una pequeña pizca de locura. No debes perderla”.  Así que la próxima vez que alguien te llame psicópata, dale las gracias por el cumplido. Yo, como siempre, te espero en la próxima. Un gran saludo y un abrazo, Andrea.

 

Seguir leyendo: 


4 Respuestas

  1. F 2 años ago
    • F 2 años ago
  2. Andrea Méndez Mollá 3 años ago
  3. Anónimo 3 años ago

Añadir Comentario