5 Señales de que vas a fallar como líder

Características del mal líder: Evita estos errores como líder y observa cómo tu empresa crece

Los mejores líderes que hemos conocido en los últimos años se han comprometido en entender cómo satisfacer las necesidades de los empleados de cada generación. ¿Te has dado cuenta de cómo cambia drásticamente la forma de liderar a un milenial o a un baby boom, por ejemplo?

Los mejores líderes también cuentan con un olfato muy fino sobre qué cosas necesitan evitar hacer para mantener su liderazgo a un alto nivel. De esto precisamente hablaremos en el artículo de hoy. 

características del mal líder

De 5 errores que demuestran que vas a fallar como líder. Si te sientes identificado con alguno de esos puntos, que sepas que nunca es tarde para cambiar.

1. Aplastar el talento y fortalezas de los miembros del equipo

No reconocer las fortalezas de tu equipo e ignorar cómo se traduce eso en un alto rendimiento es sin duda un hábito que asesina el éxito de tu organización. A la gente le encanta demostrar y usar su talento. Los mejores líderes aprovecharán las relaciones cercanas con sus empleados para descubrir cuáles son sus puntos fuertes, y sacar así lo mejor de ellos.

2. Retener información

características del mal líder

La verdadera razón por la que los líderes acumulan y retienen información es el poder y el control. Y el control es una de las formas más eficaces de matar la confianza.

Un líder que acapara y retiene información para controlar a su equipo no es un líder en quien se pueda confiar. Un gran líder es transparente e intercambia información de manera responsable con su equipo. 

3. Microgestionar

Los micro-gerentes actúan así por la misma razón: el poder. Y el poder tiene que ver con el control. No dejes que te engañen haciéndote creer que es para evitar que las cosas vayan mal o porque quieren asegurar que todo se hace bien. Hay 3 maneras de evitar un ambiente de microgestión:

  • En primer lugar, pega un vistazo a tu proceso de contratación. ¿Estás haciendo las preguntas correctas para evaluar y medir la adaptación a la cultura de la empresa y los comportamientos que esperas de tus empleados?
  • Segundo, ¿se está entrenando a los miembros del equipo adecuadamente? ¿Tienes algún proceso de incorporación al equipo donde se ponga énfasis al desarollo común?
  • Por último, ¿estás tomando en cuenta (y haciendo algo al respecto) los comentarios de tu equipo? Cuando se contrata a personas brillantes que reflejan tus valores y los de tu empresa has de equiparlos para triunfar, y compartir el poder con ellos. Le has dado la confianza para construir un gran equipo.

4. Tener la última palabra

características del mal líder

¿Eres un líder que tiene siempre la razón y la última palabra para todo? Según la literatura sobre el liderazgo, eres una persona con poca Inteligencia Emocional

Si no pides la opinión de los demás ni buscas el visto bueno por parte de los miembros de tu equipo (sobre todo cuando hay cambios a la vista) la confianza se erosiona y la moral de tus empleados cae por los suelos. 

Si no estableces una visión y escucha colectiva probablemente tu equipo no se sienta escuchado, respetado o valorado. Y como resultado, se volverán más pasivos y despegados con la filosofía de la empresa. Menos productivos y más desmotivados. 

5. No estar disponible para tu equipo

Algunas reuniones -pero no todas- son importantes y necesarias. Pero cuando un líder empieza a programar reuniones innecesarias mientras podría estar reuniéndose uno a uno con los miembros de su equipo y perder menos tiempo, está mandando un mensaje de que o se preocupa por sus empleados. 

Probablemente no sea verdad, pero es le mensaje que sus empleados se están llevando. Si no quieres que esa sea la imagen que se llevan, construye un margen de tiempo -15 o 20 minutos como mucho- para cada uno.

También puedes establecer un periodo de tiempo concreto para que los miembros  de tu equipo vayan a tu despacho y te trasladen preguntas, preocupaciones o dudas que puedan tener. O simplemente como una forma de dar el visto bueno a lo que llevan entre manos. 

Tu obligación como líder es dejar de lado estos patrones que afectan a la productividad y moral de tu equipo. Ser el líder que tu organización y empleados merecen y dar lo mejor de ti a cada paso que dais. 

“Los 5 dedos separados son 5 unidades independientes. Ciérralos y el puño multiplica la fuerza. Eso es lo que es la organización” – James Cash Penney

Yo como siempre te espero en la próxima. Un gran saludo y un abrazo, Andrea.

Ver más:


líder carismático e influyente

Cultivando el carisma: 3 Consejos para convertirte en un líder más influyente

motiva a tus empleados con disposición

10 Consejos para motivar a tus empleados

2 Respuestas

  1. javier Roberto González Bautista 1 año ago

Añadir Comentario