Los mejores campings in Francia

Según los expertos de The Times Travel, estos son los mejores campings de Francia.

ROMARINS, Èze: en las colinas cerca de Mónaco, rodeado de romero y olivos y con unas vistas increíbles de Cap Ferrat, en Esterel, y del Mediterráneo, lleno de yates de millonarios. No tiene piscina, ni club para niños, ni entretenimientos fuertes; solo finura. Además de jugar en el casino, se puede hacer una excursión al pueblo medieval de E`ze. Tras un paseo por el Jardin Exotique, lleno de cactus y otras rarezas, se puede visitar el restaurante Château Eza (www.chateaueza.com). www.campingromarins.com; desde 14€ por noche para dos personas.

LE GRAND CHAMP, Chamonix: rodeado de irregulares picos nevados, que crean casi un valle privado. Hermosos jardines escalonados y campos muy cuidados separados por árboles, arbustos y setos. El pueblo cercano, Chamonix, es conocida estación de invierno, pero en verano se puede practicar ciclismo de montaña, rafting, escalada y rápel. Otra opción es simplemente sentarse, respirar el aire de montaña y disfrutar de las vistas. 3,70€/3,90€/1,90€.

LES TILLEULS, Gèdre: bonitas vistas del valle desde Les Tilleuls, a 3.000 pies de altura en los Pirineos. Viejas casas de piedra dispersas por los profundos y verdes desfiladeros de Campbielh, Coumely y el Cirque de Gavarnie. El sitio cuenta con cuatro bancales en los que acampar, por lo que todos disfrutan de parte de las vistas, aunque hay quien prefiere la sombra de los árboles en los soleados días de verano.

Desde 9€ por dos adultos.

LA BROUQUERE, Gondrin: camping en una antigua bodega en Gers que tiene solo seis parcelas y un lema: “Llegue como huésped y marche como amigo”. Con jacuzzi, patio escalonado, una casa de ensueño y campos y campos de viñedos y girasoles. Pero el gran atractivo para los golosos es que está en la tierra del foie gras. Visite La Ferme du Cassou (www. fermeducassou.com), que ofrece una visita a sus instalaciones de producción de paté; www.brouquere.com; desde 3,40€/2,60€/2,15€ (6 años y menos).

LES ORMES, St Étienne de Villeréal: inspirado en un lujoso hotel tienda de Tanzania, Les Ormes tiene 25 tiendas del desierto africanas dispersas en un bosque de olmos. Cuenta con tumbonas de juncos y una piscina de diseño. El pueblo cercano, Bergerac, está en el centro de una región vinícola con 12 denominaciones de origen (de tinto, blanco y rosado). Es interesante hacer la “Ruta del vino” de Bergerac, un recorrido por pintorescos viñedos, junto a castillos, fábricas de papel y antiguas aldeas con muros de piedra; y asegurarse de probar la mayor exquisitez de la región: el vino dulce de uvas de sauvignon y semillon, en Château Monbazillac. En caso de apetito acudir a Château Les Merles (www.lesmerles.com) o al restaurante Le Vieux Logis (www.vieux-logis.com), en Tremolat; www.campinglesormes.

com; 8,30€/5€/2,95€ (de 1-7 años)

DOMAINE LE POTEAU, Castlenau d’Auzan: situado en el corazón del departamento de Gers, región productora de armagnac y de vino, este sitio regentado por holandeses cultiva suficientes uvas como para producir 20.000 botellas al año. La zona de camping (separada de los viñedos) está llena de arbustos y árboles pequeños, por lo que no es habitual ver a los campistas vecinos. Hay una zona común de comedor cubierta y un encantador bar con terraza; y tres veces a la semana los propietarios preparan una comida de cuatro platos para sus huéspedes, en la que sobra el vino; www.le-poteau.com; desde 13,15€ por noche para dos personas.

LES CRIQUES DE PORTEILS, Argelès-sur-Mer: sol, mar, arena y… ¿sangría? Este sitio en el Mediterráneo, al sur de Perpignan, se encuentra en lo que solía ser Cataluña del Norte, por lo que todavía se pueden ver casas pintadas de color ocre y señales de carretera en catalán. Unos árboles mantienen el camping oculto desde la carretera, y el lado que da al mar está delimitado por un antiguo muro de piedra que ondula junto a los acantilados. El sitio da a tres playas de guijarros, de uso exclusivo para los campistas. Para los que quieran emociones más fuertes hay una escuela de buceo en el puerto de Argelès-sur-Mer; www.lescriques.com; desde 15,90€/5€/3,30€ (menos de 5 años).

ç

CAMPING LA VENDETTE, Île de Noirmoutier: aunque está al sur de Bretaña, la costa de esta isla del Atlántico es como un trozo de Mediterráneo. Antiguamente, solo se podía acceder a ella en barco o por una calzada que quedaba sumergida con la marea alta. Actualmente, todavía se puede atravesar el Passage du Gois, pero también hay un puente para los que no quieran mojar el coche. El camping está en un bosque idílico de ilex pinos y mimosa que llega hasta la playa. El pueblo de Noirmoutier es famoso por sus salinas, su castillo medieval y su maravillosa iglesia románica; www.camping-indigo.com; desde 10,70€/2,75€/1,30€ (de 2-7 años).

LE CLAPAS, Vallon Pont d’Arc: clapas es un antiguo nombre occitano que designa un montón de piedras. En este caso las piedras proceden de la playa privada del camping, en el departamento francés de Ardèche. Se puede practicar el descenso en canoa y en kayak, con recorridos para todos los niveles, desde los más suaves para los principiantes a los rápidos más intensos para los amantes de la adrenalina. El maravilloso Pont d’Arc, arco de piedra natural de 200 pies sobre el río, es la joya del cañón del Ardèche, los acantilados de piedra caliza que hacen que la zona sea tan espectacular; www.camping-le-clapas.com; desde 10,90€ para dos personas.

TIPIS AT FOLBEIX, Folbeix: una pareja británica, Nigel y Sheila Harding, han creado un refugio de vida consciente con el medioambiente en un bosque de La Creuse, en el corazón de Francia. Media docena de tiendas indias (tepees), sobre plataformas de madera están iluminadas por la noche con candiles y luces alimentadas por energía solar. Cada una de ellas está en su propio trozo de bosque, por lo que si se quiere se cuenta con un elevado grado de intimidad, pero merece la pena acercarse hasta la casa de los Hardings, ya sea para recoger algunas hierbas en el jardín o para degustar algunos de los exquisitos platos caseros de Sheila. La Creuse es un sitio pequeño y todavía desconocido para la mayoría de los turistas; www.vacanesdetipienfrance.com; 284€ por semana para una familia de cuatro personas.

MAS DE LA FARGASSA, Amélie-les-Bains: una estrecha carretera de montaña conduce a esta granja de fruta orgánica en las colinas de Languedoc. Esta carretera es precisamente lo que la mantiene aislada de visitantes casuales y garantiza que el sitio se vea perturbado únicamente por el rumor de las hojas de los árboles, entre los que hay acebos, ciruelos, manzanos, grosellas y perales. Ubicado en 600 acres, alrededor de una antigua forja abandonada en los años 30, el camping tiene varias opciones de alojamiento, desde sus propias tiendas de diseño holandés en alquiler a una tranquila casa rural francesa o, incluso, una pocilga reconvertida. Por supuesto, los campistas también pueden montar su propia tienda. En caso de necesitar un descanso de la fruta orgánica francesa, el camping está tan cerca de España es posible acercarse a tomar unas tapas; www.fargassa.com; 6,70€ por persona por noche con tienda propia (salvo julio y agosto); 374,85€ por semana en una tienda totalmente equipada.

CAMPING DE L’OUYSSE, Lacave: camping granja en la Dordogne, por la que el río Ouysse fluye entre nogales y álamos. Hay un puente de cuerda que conduce a fántasticas caminatas por los bosques o se puede seguir el curso del río hasta el espectacular pueblo fortificado de Rocamadour. Se puede acampar donde se quiera, aunque una estricta normativa limita el número de tiendas a un total de doce al mismo tiempo; 3,40€ por persona, niños 1,75€.

BELREPAYRE TRAILER PARK, cerca de Mirepoix: parque de auténticas caravanas American Airstreams. Hay un modelo Sovereign de 1972 traída de una colonia nudista de Florida, una Tradewind de los años 70 traída desde Nuevo México y una Silver Streak Clipper de los años 50, procedente de Arizona; todas ellas con tapicerías de tejidos retro, reproductores de cassettes y diversas parafernalias adquiridas en rastros. También se admiten tiendas. El sitio está regentado por Perry Balfour, hijo menor de una troupe de payasos, que actúa como DJ Bobby Lotion, poniendo un poco de música disco por las noches; www.airstreameurope.com; Airstreams desde 62,30€ por noche, tiendas desde 15€ para dos.

LES ROULOTTES DE LA SERVE, Ouroux: las roulottes están muy de moda entre los campistas en Francia, y estas están en una granja arcadiana, entre los viñedos y granjas de la región de Beaujolais. Se puede elegir entre “Des Amoureux”, con un interior nostálgico de los años 50 en el que duermen dos; “Des Manèges”, que ofrece algo más que una sensación de los años 20 y en la que pueden dormir cuatro; o “Des Etoiles”, la de mayor tamaño, decorada con lentejuelas y baratijas de Oriente y en la también duermen cuatro. Todas con desayuno incluido, que se puede tomar en la intimidad de la caravana o en el fabuloso comedor rústico de los propietarios; www.lesroulottes.com; desde 39,35€ por noche para dos personas.

KOTA CABANA, Brûlon: Jean-Claude Guillou, hombre de negocios jubilado de origen francés y propietarios de una exquisita pensión en un castillo del Segundo Imperio francés, cerca de Le Mans, siempre se había preguntado que hacer con las dos ancianas secuoyas y el cedro libanés de su jardín. Finalmente, decidió construir una cabaña en los árboles. Subiendo por una escalera de madera y tras una puerta principal similar a la de hobbit, hay una mezcla de diseño escandinavo y francés, todo ello con un olor a resina de pino sin tratar. Solo tiene sitio para dos personas, por lo que es un buen retiro romántico, popular entre los recién casados. Desde la plataforma se puede ver el Citroën burgundy de 1933 de Jean-Claude y los terrenos del castillo; www.chateau-enclos.com; 108,30€ por noche.

Ver también: Viajar a Francia

One Response

  1. FiTe 6 años ago

Añadir Comentario