Terapias biológicas para el cáncer de colon

Terapias dirigidas en el tratamiento del cáncer de colon

Se basan en el uso de medicamentos que interfieren con la capacidad de las células para crecer.

¿Quieres saber más cosas sobre este tipo de tratamientos?

Terapias biológicas para el cáncer de colon
 

Terapias biológicas

Aunque existen diferentes tipos de terapias biológicas, los principales son los anticuerpos monoclonales.
Algunos anticuerpos monoclonales funcionan reconociendo y bloqueando proteínas específicas presentes en las células cancerosas. Las células cancerosas tienen unas proteínas llamadas receptores del factor de crecimiento epidérmico (EGF). Cuando unas moléculas llamadas factores de crecimiento se unen a los receptores EGF, se produce el crecimiento y división celular.
Los anticuerpos monoclonales, como el cetuximab y panitumumab se unen a los receptores EGFR e impiden que los factores de crecimiento se adhieran, y por tanto impiden que las células cancerosas crezcan y se dividan. Estos fármacos se pueden utilizar para el tratamiento de los cánceres de colon avanzados y metastásicos, y por lo general se administran en combinación con la quimioterapia.
El bevacizumab es otro anticuerpo monoclonal que forma parte de los denominados inhibidores de la angiogénesis o antiangiogénicos. Estos medicamentos interfieren con el crecimiento de los vasos sanguíneos, impidiendo que el cáncer se desarrolle al reducir el suministro de sangre a las células cancerosas. También se puede utilizar para tratar el cáncer de colon en estadios avanzados.
 
 

Efectos secundarios de la terapia biológica para el tratamiento del cáncer de colon

Algunos de los efectos secundarios más comunes incluyen:
  • Diarrea
  • Pérdida del apetito
  • Recuento sanguíneos bajo
  • Cansancio
  • Malestar general
 
 
Lecturas relacionadas:

Añadir Comentario