Radioterapia para el cáncer de colon

La radioterapia utiliza radiación de alta energía para destruir los tumores cancerosos

Generalmente, la radioterapia no se utiliza como tratamiento único para tratar el cáncer de colon, aunque si suele utilizarse junto con la quimioterapia.
La quimioterapia hace que las células cancerosas sean más sensibles a la radiación.
Radioterapia para el cáncer de colon

¿Cómo se administra la radioterapia?

La radioterapia se puede ser administrada de:

  • Forma externa

Este tipo de radioterapia se suministra desde el exterior del cuerpo, y su función es reducir los efectos secundarios al tejido sano. En cada una de las sesiones del tratamiento se da una fracción de la radiación total que debe ser administrada en el tratamiento.

  • Forma interna

Este tipo de terapia, que se conoce como braquiterapia o radioterapia de contacto, implica la colocación de fuentes radioactivas dentro o cerca del tumor, de este modo se puede incorporar altas dosis de radiación directamente en el cáncer, limitando el daño a los tejidos y órganos circundantes.

 

¿Cuándo se aplica la radioterapia?

La radioterapia se puede utilizar en varias etapas diferentes de tratamiento:
  • Radioterapia preoperatoria o neoadyuvante

La radioterapia se administra antes de la cirugía y permite reducir el tamaño del tumor para favorecer su eliminación y reducir la posibilidad de recurrencia, es decir evitar que el tumor vuelve a aparecer tras la cirugía. La duración del tratamiento dependerá del tamaño de su tumor.

  • Radioterapia postoperatoria o adyuvante

Este tipo de radioterapia suele estar acompañada por quimioterapia, y su función es la destruir las células cancerosas que hayan podido quedar después de la cirugía.

  • Radioterapia paliativa

Se utiliza cuando no existe opción de realizar una cirugía, y su función es la de paliar los síntomas y reducir la velocidad de propagación del tumor.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la radioterapia ?

Los pacientes no suelen tener ningún efecto secundario mientras reciben el tratamiento de radiación, sin embargo, los efectos de la radiación se acumulan gradualmente con el tiempo. Por lo general, los primeros efectos secundarios de la radioterapia comienzan a aparecer 1 a 2 semanas después del inicio del tratamiento.
Los efectos secundarios más comunes son:

  • Cansancio
  • Irritación y descamación de la piel
  • Pérdida del vello púbico
  • Dolor abdominal
  • Diarrea
  • Aumento de la frecuencia urinaria
  • Dolor al orinar
  • Infecciones urinarias
  • Inflamación de la próstata
  • Aumento la secreción vaginal, dolor y sangrado en mujeres

La mayoría de estos efectos secundarios son leves y desaparecen después de finalizar el tratamiento de radioterapia.
Meses, o incluso años, después de la finalización del tratamiento también pueden aparecer otros efectos secundarios como un aumento de la pigmentación de la piel, fibrosis en el tejido subcutáneo y en los músculos del sitio irradiado, menopausia prematura en las mujeres, disfunción eréctil y reducción del recuento espermático en hombres.
 

 Lectura relacionadas: 

Añadir Comentario