Cremas depilatorias: ¡Cuidado con las quemaduras químicas!

Para muchas personas, las cremas depilatorias son la manera más fácil e indolora de deshacerse del vello no deseado pero si la crema no se aplica de la forma correcta puede causar quemaduras e irritación.

¿Puedo quemarme con una crema depilatoria?

Las cremas depilatorias funcionan rompiendo la queratina del pelo, y su característico olor proviene de la sustancia química que disuelve el pelo.
Estos productos químicos pueden irritar la piel, y a pesar de que eliminan el vello con facilidad, también puede causar algunos efectos secundarios indeseados.
 
Cremas depilatorias: ¡Cuidado con las quemaduras químicas!
 
 En algunas ocasiones las quemaduras o irritaciones pueden deberse a una reacción alérgica por ello siempre hay que tener la precaución de hacer una prueba en una pequeña zona, sobre todo si es la primera vez que la usamos, y esperar un par de horas, para asegurarse que no produce ningún tipo de reacción, antes de usar la crema. 

¿Qué hacer si nos hemos quemado con la crema depilatoria?

Si después de usar una crema depilatoria se produce una reacción, o sufrimos una quemadura lo adecuado es tratarla desde el principio como una quemadura de origen químico.
Si la quemadura es muy grave se debe acudir a un médico pero si la irritación o quemadura es leve su tratamiento es el siguiente:
  • Mantener la zona afectada bajo un chorro de agua fría durante 20 minutos. Esto ayudará a eliminar la suciedad y las bacterias, y además también aliviará la sensación de ardor e irritación.
  • No se debe aplicar jabón o cualquier otro producto de limpieza, ya que podría causar más irritación o secar la piel. 
  • Aplicar un gel de aloe vera. Puedes mantener el gel en el frigorífico durante unas horas y luego aplicarlo sobre la quemadura. Esto ayudará a que la quemadura sane más rápido, y aliviará la sensación de dolor.
  • Aplicar una capa fina de pomada antibiótica para prevenir la infección de la piel dañada.
  • No usar ropa ajustada. Si es posible, lo mejor es mantener la zona afectada al aire, y no cubrirla con ropa ni vendajes.
  • Evita la exposición al sol. La quemadura puede agravarse por la exposición al sol. 
Si siente dolor o le aparecen ampollas acuda a su centro médico de inmediato.
 
 
Lecturas relacionadas: 

Añadir Comentario

Subscribe!