¿Cómo tratar una infección vaginal de forma natural?

El ardor y el picor son de los signos más característicos de una infección vaginal.

Los anticonceptivos orales, el uso de antibióticos, la diabetes, o los cambios hormonales que se producen durante el embarazo y la menopausia pueden ser los responsables del crecimiento excesivo de las levaduras, hongos o bacterias que causan las infecciones vaginales.
 Tratamiento natural para la infección vaginal

¿Cómo podemos eliminar una infección vaginal de forma natural?

Muchas de las infecciones vaginales son tratadas con medicamentos que permiten reducir la intensidad de la infección, pero también hay algunos remedios naturales que puede ser útiles. Aquí te dejemos algunos consejos que pueden ayudarte a reducir los síntomas de las infecciones vaginales: 
  • Comer yogur. Una de las formas de curar una infección vaginal es comiendo yogur. El yogur contiene una gran cantidad de Lactobacillus acidophilus, una bacteria que puede ayudar a prevenir las infecciones vaginales.
  • Probióticos. Estas bacterias beneficiosas puede inhibir el crecimiento de las levaduras causantes de la infección. 
  • Ajo. El ajo es un alimento antifúngico que pueden luchar contra la proliferación de levaduras. Una buena idea sería espolvorear un poco de ajo crudo picado en ensaladas o pasta.
  • Ácido bórico. El ácido bórico, usado en forma de óvulo vaginal, puede ser una alternativa eficaz al tratamiento convencional en el caso de infecciones recurrentes. Puede irritar la piel.
 ¿Cómo tratar una infección vaginal de forma natural?
 
Además de todos estos remedios naturales, para prevenir la aparición de una infección vaginal se debe:
  • Evitar los lavados vaginales con jabón. Se debe evitar el uso de jabón para limpiar el área vaginal cuando existe una infección. Lo mejor hacer lavados frecuentes pero sólo con agua, y mejor templada (nunca muy caliente).
  • Evitar las duchas vaginales. Las duchas vaginales pueden empeorar los síntomas de la infección, ya que se eliminan todas las bacterias saludables que se encuentran en la vagina y que ayudan a proteger frente a las infecciones.
  • Evitar el uso de tampones durante la infección, ya que la pueden empeorar.
  • Evitar abusar del azúcar. Es importante mantener los niveles de azúcar en sangre controlados durante una infección vaginal, ya que el exceso de azúcar fomenta el crecimiento de las bacterias.
 
 
Seguir leyendo:

Añadir Comentario

Subscribe!