¿Para que sirve un monitor fetal?

Es un dispositivo que se suele utilizar para registrar los latidos del bebé durante el parto.

 

La monitorización fetal constituye la principal herramienta diagnóstica para evaluar el bienestar fetal.
 
Permite conocer la frecuencia cardíaca del bebé y su relación con las contracciones uterinas del trabajo de parto, lo que permite que el médico pueda evaluar continuamente la salud del bebé

 

¿Para que sirve un monitor fetal?

 

¿Para que sirve la monitorizar la frecuencia cardíaca fetal?

Monitorizar la frecuencia cardíaca durante el parto sirve para comprobar el estado del bebé. Puede ayudar a detectar cambios en el patrón normal del latido cardíaco del bebé durante el parto para así poder tomar medidas que puedan prevenir y conocer la existencia de algún problema.

 
El promedio de latidos fetales está en torno a 120-180 por minuto, por lo que cualquier alteración de este ritmo delata la existencia de algún tipo de sufrimiento fetal por falta de oxígeno, mala colocación,…
 
Hay dos métodos de control de la frecuencia cardíaca fetal durante el parto:
 
  • Auscultación.

Consiste en escuchar periódicamente los latidos del corazón del feto.

Puede realizarse con un estetoscopio especial (fetoscopio) o con un dispositivo llamado transductor Doppler. Cuando se presiona el transductor contra el abdomen de la embarazada, se pueden oír los latidos del corazón del bebé.

En la auscultación, el médico comprobará el ritmo cardíaco del bebé en determinados momentos durante el parto.

Auscultacion embarazo
 
 
  • Monitorización electrónica fetal.

Es un procedimiento en el que se registra de forma continua los latidos del corazón del feto y las contracciones del útero de la madre durante el parto. Sirve para medir la respuesta de la frecuencia cardíaca del bebé a las contracciones del útero.

 

¿Para que sirve un monitor fetal?
 

La monitorización fetal electrónica puede ser:

  • Externa. Se envuelven un par de cintas o correas alrededor del abdomen. Una correa utiliza Doppler para detectar la frecuencia cardiaca fetal y la otra mide la longitud de las contracciones y el tiempo entre ellas.
  • Interna. Se utiliza un electrodo que se coloca a través del cuello uterino en contacto con el cuero cabelludo del bebé y permite registrar el ritmo cardíaco. Las contracciones uterinas se controlan con un tubo especial llamado un catéter de presión intrauterina que se introduce por la vagina hasta llegar al útero. Este tipo de monitorización solo puede ser utilizada después de que se haya producido la rotura de la bolsa amniótica (después de “romper aguas”).
 
 
¿Qué método de monitorización fetal utilizaron en tu parto? ¿Tienes alguna “anécdota” que contarnos?
 
 
 
Seguir leyendo:
 

Añadir Comentario