Introducción de alimentos sólidos

¿Cómo y cuándo comenzar a darle alimentos sólidos a un bebé?

La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna como única fuente de nutrición para el bebé durante los primeros 6 meses de vida.
Aunque la leche materna ofrece la mayoría de los nutrientes necesarios, durante la segunda mitad del primer año de vida del bebé, se debe comenzar a introducir alimentos sólidos en su dieta, y continuar con la lactancia materna hasta los 12 meses.
Estos nuevos alimentos (verduras, carne, cereales, fruta, …) complementan la leche y les aportan vitaminas, minerales y otros nutrientes importantes.La introducción de alimentos sólidos en la dieta de un bebé es un gran paso para cualquier padre. A continuación le ofrecemos algunos consejos útiles que le ayudarán a sentirse más seguro en la transición de la leche materna o de fórmula a los alimentos sólidos.
Introducción de alimentos sólidos
 
 
 

¿Cuándo debo introducir alimentos sólidos a un bebé?

A los 6 meses de edad la mayoría de los niños ya están capacitados para que se les introduzcan los alimentos sólidos.Antes de los 6 meses de edad, el aparato digestivo del bebé no está los suficientemente maduro como para procesar alimentos sólidos. Proporcionar alimentos sólidos antes de los 6 meses implica un mayor riesgo de desarrollar intolerancia y alergia a los alimentos.

¿Cómo saber si el bebé está preparado para tomar alimentos sólidos?

Cada niño es diferente y se desarrollar de un modo distinto, sin embargo existen señales que pueden indicarnos que el niño está preparado. Uno de estos signo es cuando el niño no quiere leche materna o de fórmula.
 
Otros signos a tener en cuenta son:
  • un aumento de su apetito. El niño parece tener hambre incluso con las ocho a diez tomas de leche materna o de fórmula por día.
  • puede mantener la cabeza erguida y permanecer sentado con una mínima ayuda.
  • la pérdida del reflejo de extrusión, es decir el reflejo de empujar los alimentos  con la lengua cuando se le introducen en la boca. Este reflejo les permite expulsar de su boca cualquier alimento que no sea líquido o con una textura, sabor y olor similar al de la leche. Cuando desparece este reflejo, de modo natural, los niños son capaces de llevar el alimento a la parte posterior de la cavidad bucal y finalmente deglutirlo.
  • tener curiosidad en probar alimentos nuevos.

¿Qué alimentos sólidos deben ser los primeros en introducirse en la dieta de un bebé?

En este punto existe disparidad de opiniones. Por un lado hay quien sugiere que lo mejor es un solo tipo de cereal, otros que cualquier fruta o verduras son una buena opción. Sin embargo, mientras la comida sea ligera, no debería haber ningún problema.
 
Se recomienda:

  • primero ofrecerle un poco de leche materna o de fórmula, y luego introducir el sólido.
  • utilizar una cuchara suave para evitar lesiones en la boca y en las encías del bebé.
Se podría comenzar con un cereal mezclado con la leche materna o de fórmula, o incluso con un puré de plátano o manzana.

¿Hay un orden para introducir los alimentos sólidos?

No hay un orden rígido para introducir los alimentos, aunque se aconseja comenzar con los más ricos en hierro como son los purés de verdura con carne o los cereales enriquecidos.  

¿Qué más alimentos sólidos se pueden comenzar a introducir?

Una vez que el bebé haya dominado los cereales o un solo tipo de fruta o verdura, es el momento de empezar a añadir puré de carne y otras frutas y verduras.
 
En este momento lo mejor es ofrecer un solo ingrediente cada vez, y dejar un espacio de tres o cuatro días entre cada toma. De este modo si se produce una reacción alérgica se podrá saber fácilmente qué alimento ha sido el responsable de que el bebé haya presentado diarrea, erupción cutánea o vómitos.
 
Cuando el bebé tenga alrededor de 8 a 10 meses de edad, ya se puede empezar a darle alimentos cortados en trozos muy pequeños o en rodajas para que coma con los dedos.Se pueden incluir frutas y verduras, pasta bien cocida, queso, galletas y carne trituradas.
Es muy importante comprobar que los trozos de estos alimentos son del tamaño de un guisante o más pequeños, ya que trozos más grandes pueden aumentar el peligro de asfixia.
 

¿Se debe continuar con la lactancia o con las leches de fórmula?

La mayoría de los expertos creen que la dieta debe complementarse con leche materna o de fórmula hasta que el bebé cumpla un año de edad. De este modo se garantiza que recibe todos los nutrientes esenciales para su crecimiento y desarrollo.

¿Cómo se deben introducir los alimentos sólidos?

Es importante tener presente que las primeras veces que le dé alimentos sólidos al bebé sólo van a servir para que se acostumbre al sabor y a la textura de los alimentos. La cantidad de comida no es tan importante, siempre que continúe alimentándose con leche materna o de fórmula. De hecho, las primeras veces sólo comerá unas pocas cucharadas.Elija un momento del día en el que el bebé esté feliz. Si hay un momento del día en el que el bebé generalmente tiene más hambre, podría aprovechar ese momento para comenzar con los alimentos sólidos. Al principio puede existir rechazo a los nuevos alimentos, pero se debe insistir ofreciendo la nueva comida en varias ocasiones, siempre sin forzar. Cada niño tiene un ritmo de aprendizaje propio, y hay que adaptarse a su maduración.  

¿Cuántas veces al día debo ofrecer alimentos sólidos?

Una vez que haya introducido los sólidos a la dieta del bebé sólo debe alimentarlo con una comida sólida al día.
 
A los 7 meses puede aumentar a dos comidas sólidas al día, y por lo general, en torno a 8 meses ya puede darle hasta tres comidas sólidas al día.
 
La dieta de un día normal de trabajo debe incluir una combinación de leche materna o fórmula enriquecida con hierro, frutas, cereales, un poco de proteína, como carne, pescado, y varios tipos de verduras.
 
Enlaces relacionados:
 

Añadir Comentario