¿Cómo diferenciar los tipos de contracciones durante el embarazo?

 

Todo lo que necesitas saber sobre las contracciones uterinas

Durante el embarazo y el parto se producen diferentes tipos de contracciones uterinas, y van a ser distintas según la semana de gestación en la que se produce y su función.

Así, las que se necesitan para ayudar a expulsar al bebé durante el parto son muy diferentes de las que se necesitan para abrir el cuello del útero.

Tipos de contracciones durante el embarazo

¿Cómo diferenciar las contracciones? 

  • Una mujer embarazada puede experimentar contracciones, incluso en el primer trimestre como consecuencia de la adaptación del cuerpo al embarazo. Estas contracciones son de baja intensidad y normalmente la embarazada no las percibe.
  • Contracciones de Braxton-Hicks

Ayudan a que el útero se contraiga y comience con el proceso de ablandamiento y dilatación del cuello uterino. No son dolorosas, pero si pueden resultar molestas.

No suelen ser regulares, y generalmente desaparecen al cambiar de posición, beber un poco de agua, tomando un baño caliente, vaciando la vejiga y/o respirando rítmicamente. Si después de beber un poco de agua y cambiar de posición, las contracciones no solo no desaparecen, si no que se hacen cada vez más fuertes y más regulares probablemente se trata de contracciones de parto prematuro.

Con menos de 37 semanas de gestación, si no estás segura si estás experimentando contracciones de Braxton-Hicks o contracciones tempranas, es importante acudir a un centro médico para descartar un parto prematuro.

  • Contracciones de trabajo de parto activo

Son mucho más frecuentes, duran más tiempo y son más fuerte. Son muy incómodas.

Este tipo de contracciones se intensifican tanto si estás quieta o activa, de pie, sentada o acostada.

Se caracterizan por dolores en el abdomen o la parte baja de la espalda (o ambos). Son cada vez más frecuentes, intensas y regulares, y pueden estar acompañadas por malestar estomacal, calambres o incluso diarrea.

Puede producirse una ruptura de membranas, es decir lo que comúnmente se conoce como “romper aguas”.

 

¿Cuándo acudir al hospital?

  • Cuando las contracciones son cada 5-7 minutos, y a partir de la semana 37, probablemente está comenzando el trabajo de parto.
  • Si las contracciones son cada vez más fuerte, pero faltan varias semanas para la fecha prevista de parto (parto prematuro).
  • Independientemente de que existan contracciones o no, se debe acudir al hospital siempre que exista rotura de bolsa y salida del líquido amniótico a través de la vagina.
  • Si se siente el deslizamiento del cordón umbilical en el cuello del útero o del canal vaginal (prolapso del cordón umbilical).
¿Cómo diferenciar las contracciones de parto durante el embarazo? 
 
Lecturas relacionadas:
 

4 Respuestas

  1. Sintomas embarazo 5 años ago
    • raquel 5 años ago
  2. Aura julio 1 año ago

Añadir Comentario