Sexo después de los 50: Beneficios para el cerebro

Una vida sexual activa más allá de los 50 podría protegernos de la demencia.

Estamos obsesionados con la idea de mantenernos jóvenes y activos con el paso de los años, y conocemos algunas formas de conseguirlo. Comer vegetales de hoja verde, hacer crucigramas o escuchar música son algunas de las actividades de los médicos recomiendan, pero ahora un nuevo estudios ha encontrado que mantener una vida sexualmente activa a partir de los 50 también es una forma de mejorar la salud de nuestro cerebro y así protegernos de la demencia.

El sexo influye en algunos aspectos sociales, emocionales y físicos de nuestras vidas en general, pero ¿cómo beneficia a nuestra cognición?

El sexo después de los 50 es beneficioso para el cerebro

Beneficios del sexo.

Se analizaron los datos sobre la vida sexual de más de 6.800 participantes, de entre 50 y 89 años. Para ver si el sexo tenía algún efecto sobre el envejecimiento se realizaron dos tipos de experimentos.

En el primer experimento, se pidió a los participantes que leyesen una serie de palabras, que luego tenían que recordar inmediatamente después y pasados cinco minutos. El segundo experimento consistió en una serie de ejercicios en los que los participantes tenían que recordar un patrón específico de números.

Se tuvieron en cuenta factores que podían influir en la actividad sexual y en la cognición como son la edad, el nivel de educación, la riqueza, el nivel de actividad física, estado de cohabitación, la salud general y la calidad de vida.

Los resultados revelaron que aquellos que tenían una vida sexual activa eran más propensos a recordar con precisión tanto la palabra como pruebas de números que aquellos que dijeron que eran sexualmente inactivos.

 

Los resultados fueron mejores en hombres que en mujeres.

Los hombres sexualmente activos mostraron una mayor puntuación de las dos pruebas que las mujeres sexualmente activas. Las mujeres mostraron una mejora significativa en la capacidad de recordar palabras, pero no la secuencia de números.

 

¿Por qué ser sexualmente activo es bueno para el cerebro?

El sexo aumenta la sensación de bienestar gracias a la liberación de las hormonas dopamina y oxitocina en el cerebro. Los autores del estudio especulan que estas dos sustancias mejoran la señalización o la conectividad entre las distintas regiones del cerebro, lo que podría explicar porque mejora la salud cerebral.

La diferencia encontrada entre hombres y las mujeres podría deberse a las hormonas sexuales específicas.

 

Seguir leyendo: