Remedios caseros para el dolor de garganta - Trucos y consejos ​ ​

Remedios caseros para el dolor de garganta

Cómo aliviar el dolor de garganta al tragar

Siéntete mejor más rápido.

Un dolor de garganta puede ser la primera señal de un resfriado o indicar algo más grave como una faringitis.

Independientemente de la causa, lo que más nos preocupa es cómo aliviar el dolor lo más rápidamente posible, y muchas veces los mejores tratamientos son los caseros.

Aquí te mostramos algunos de los más eficientes.

Remedios caseros para la irritación de garganta

  • Hacer gárgaras con agua salada

Prueba el remedio de la abuela para el dolor de garganta mezclando 1/4 de cucharadita de sal en 1 taza de agua tibia. Es importante que el agua esté todo lo caliente que puedas tolerar para que haga un mejor efecto. Las gárgaras frías no son efectivas.

Haz gárgaras cada hora o cada dos.

La solución salina ayuda a enjuagar y neutralizar los ácidos de la garganta, alivia la sensación de ardor y favorece la rápida curación de las mucosas irritadas.

Es importante que prepares una nueva mezcla de agua con sal cada vez que vayas a hacer gárgaras. Es mejor desperdiciar un poco que dejarlo en el vaso, ya que podría contaminarse con bacterias. Y, no te lo tragues, hay que escupirlo. 

 

  • Infusión de manzanilla o menta

Alivian el dolor de garganta por sus propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y astringentes

También puede estimular el sistema inmunitario para ayudar a su cuerpo a combatir la infección que causó su dolor de garganta.

 

  • Agua con limón

Mezcla 1 cucharadita de zumo de limón en 1 taza de agua .

El zumo de limón es astringente, lo que ayuda a reducir la inflamación del tejido de la garganta y a crear un ambiente ácido que resulta hostil para virus y bacterias.

 

  • Agua con jengibre, miel y limón 

Mezcla 1 cucharadita de jengibre en polvo, 1 cucharadita de miel, el zumo de 1/2 limón exprimido en 1/2 taza de agua caliente.

Haz gárgaras. 

 

  • Beber líquidos extra fríos

Es posible que no sea uno de los remedios más agradables.

Pero al igual que ocurre cuando aplicamos hielo cuando nos torcemos un tobillo para reducir el dolor y evitar la hinchazón, beber líquidos helados puede adormecer la garganta y calmar la inflamación que le causa dolor.

 

  • Beber té con cúrcuma

La cúrcuma es beneficiosa para la salud por muchas razones.

Además de su potencial para prevenir el cáncer o las enfermedades cerebrales, tiene una importante acción antiinflamatoria y puede ayudar a aliviar el dolor de garganta.

Añádela a un té o a agua con sal para hacer gárgaras.

 

  • Antiinflamatorios

Como el paracetamol o el ibuprofeno. Puede aliviar la inflamación y la irritación, ayudar a detener la tos y reduce el dolor de garganta.

Solo asegúrate de tomar el ibuprofeno con alimentos y siguiendo las pautas que aparecen en la etiqueta o te recomiende tu médico o farmacéutico.

 

  • Descansa un poco

Un cuerpo cansado = un sistema inmune cansado. Si estás cansado, tu cuerpo tendrá dificultades para curarse.

El tiempo que estés descansando o relajado pueden ayudarte a mejorar tu sistema inmune y así hacer que tu dolor de garganta se cure más rápidamente.

 

Si todo esto falla

Si el dolor de garganta dura más de 48 horas, puede que haya una infección bacteriana.

En este caso, es posible que sea necesario tomar antibióticos para aliviar su dolor de garganta. Consulta con tu médico.

 

Enlaces relacionados: