5 posturas de yoga para reducir el estrés y la ansiedad en los niños

¿Algún viaje planeado con los niños para estas vacaciones? Para la mayoría de padres y madres, organizar un viaje con niños no es tarea fácil (en especial cuando nos referimos al periodo de salida , llegada y transcurso del viaje).

Yoga para calmar ansiedad en los niños

Las molestias y el estrés de los retrasos en los vuelos, el tráfico en las carreteras, etc, puede acabar por poner a la familia entera en tensión, eliminando por completo el placer que andamos buscando cuando nos vamos de vacaciones.

  • Los mayores, hemos desarrollado “habilidades” para lidiar con estas molestias y estrés (preparando snacks, preparando juegos, organizando lugares de parada… todo para hacer el viaje más ameno).
  • Los pequeños, en cambio, todavía no han desarrollado este tipo de habilidades y por tanto no tienen recursos para lidiar con el estrés interno y externo al que pueden ser sometidos en su día a día. El yoga puede ser tremendamente útil en estos casos.
En su nuevo libro “I Am Yoga”, la autora y profesora de yoga para niños Susan Verde, comparte un mensaje importante sobre el poder de la imaginación y expresión que tienen los niños.

Abajo, la profesora de yoga para niños comparte 5 posturas de yoga que pueden ayudar a nuestros niños a lidiar con el estrés y la ansiedad en su día a día (y en especial en esos momentos en los que la paciencia es tan necesaria, como por ejemplo, en viajes familiares).

1.- Respiración abdominal

La respiración diafragmática reduce fisiológicamente nuestro ritmo cardíaco y presión sanguínea, reduciendo también así, el estrés. Emocionalmente, los niños son capaces de concentrarse en algo positivo y calmante, cultivando así  su paciencia y recuperando el control.
  1. Comenzar por acostar a nuestro hijo y hacerle colocar sus palmas de las manos o su peluche favorito encima de la barriga.
  2. Una vez hecho esto, ayudar al niño a que respire imaginando que su estómago se llena y se vacía de aire lentamente.

2.- Posturas de pie

 

Da igual si es en el aeropuerto, o en el centro de atracciones más grande del continente, las largas colas y esperas pueden ser realmente frustrantes para los niños.

Hacer posturas de pie durante estos momentos puede ayudarnos a estimular su imaginacion y divertirles además de fortalecer y estirar su cuerpo (cosa que también aumenta su aguante). Una postura ideal para hacer cuando estamos de pie, es la postura del árbol (esta postura pondrá a prueba su equilibrio además de ayudarle a aumentar su concentración).

  1. Nuestro hijo debe comenzar por levantar un pie, apoyándolo sobre el interior de la pierna opuesta (puede estar a la altura del tobillo o más próximo al muslo dependiendo del equilibrio que tenga nuestro hijo).
  2. Para mantener el equilibrio y que no pierda el control, debemos aconsejarle que mire un punto fijo delante suya.
  3. Una vez alcanzado el equilibrio, debe intentar estirar los brazos hacia el cielo como si fueran las ramas de un árbol en crecimiento.
  4. Podemos preguntarle que tipo de árbol es. A veces las respuestas llevan a risas y carcajadas que pueden hacer que el tiempo de espera se haga más corto (o al menos lo parezca).
¡Importante no olvidar el lado opuesto! Debemos repetir el estiramiento alternando piernas.

3.- Posturas para estirar

A veces, las condiciones en las que viajamos, no permiten mucho el movimiento.

Los asientos apelotonados de los aviones y las travesías largas en coche pueden provocar malestar y protestas por parte de los niños.

Si no podemos ponernos de pie, podemos probar posturas que estiren la parte superior del cuerpo (rotación de hombros, estiramiento de brazos…). La imaginación también juega un papel importante en estos ejercicios. “Tocar las nubes” o “tocar las estrellas” puede ser creativo y divertido.
  • Coordinar movimientos de brazo y de hombro acompañando con respiraciones profundas y calmadas (inspirando para llevar los brazos hacia arriba, y expirando para bajarlos).
En el caso poder ponernos de pie (como en el pasillo de un tren o avión por ejemplo, o haciendo una parada de descanso viajando en coche), podemos probar la postura de estrella

4.- Posturas para conectar con la tierra

Cuando llegamos a nuestro destino después de un viaje largo, solemos experimentar agotamiento y algo de “jet lag”. Los que más sufren de este agotamiento y falta de equilibrio normalmente son los pequeños.
Las posturas que nos conectan con la tierra son aquellas que más nos pueden ayudar en estas situaciones. La postura del perro bocaabajo es una de las mejores para estos casos.

  • Colocar las palmas de las manos y las plantas de los pies en el suelo y levantar la cadera hacia el cielo.
  • Esta postura revive y refresca ambas partes del cuerpo a parte de poner a nuestro hijo en conexión con la tierra y lo que le rodea.
También podemos probar la postura savasana (o postura de relajación), ideal para relajar el cuerpo.
  • Para ello, debemos acostarnos sobre nuestra espalda, tratar de relajar cada parte de nuestro cuerpo, y sentir nuestro peso sobre la tierra que nos sostiene.

5.- Postura del niño

postura-nino

Visitar un sitio nuevo con personas nuevas o familias nuevas puede ser estresante y perturbador para nuestros hijos. La postura del niño crea una sensacion de seguridad y espacio personal ideal para estos momentos.

  • De rodillas, y apoyando el trasero sobre nuestros tobillos,colocar la frente sobre el suelo.
  • Podemos extender los brazos hacia adelante o dejarlos a los lados para compañar la postura.
Esta postura permite a nuestro hijo a que se tome un respiro y disfrute de su espacio personal durante un rato. Es ideal para después de una situación estresante, para retomar el control.
Estas posturas de yoga pueden hacer que los viajes con los niños sean mucho más llevaderos y mucho menos estresantes. Espero que os ayuden.

 

Ilustraciones:mindbodygreen
Lecturas relacionadas: