9 Cosas que nadie podrá robarte nunca

De todas las cosas que pueden robarte (tus posesiones, salud, derechos..) hay 9 cosas que nunca nadie podrá robar de ti.

lo que te pertenece sólo a ti

1. Tu singularidad

Eres irrepetible. Hay una magia en torno a ti que es sólo tuya. Tener una visión pobre de ti mism@ no es humildad, es tu autodestrucción.

Disfrutar tu singularidad, es decir, celebrar que eres única y único no es egoísmo. Es una condición previa necesaria para la felicidad y el éxito. Mereces llevar una sonrisa en tu corazón. No por lo que tienes o haces, sino por lo que eres.

Sí, tú estás cambiando cada día, ¡cada momento! pero siempre serás increíble tal y como seas.  

2. Cómo te sientes acerca de ti mism@

chica reflexiva acerca de ella misma

Se necesita mucho tiempo para aprender a no juzgarte a ti mism@ a través de los ojos de los demás, pero una vez que lo haces eres libre. ¡Estás viva, estás vivo! Y mereces hacer con tu vida lo que quieras para ser feliz y buscar tu propio éxito.

Nunca serás feliz ni exitos@ si vives en función de lo que los demás piensan que es lo correcto. Porque lo que piensen ellos no importa. Lo importante es cómo te sientes tú con respecto a ti y a tu vida, que para eso es tuya.  

3. Tu intuición

“¿Qué es la verdad? Pregunta difícil, pero la he resuelto en lo que a mi concierne diciendo que es lo que te dice tu voz interior”. Mahatma Gandhi.

Si piensas como los demás, realmente no estás pensando. Sigue a tu intuición. Haz lo que tenga sentido para ti. Porque tu viaje, que es tu vida, es tuyo. Nunca lo compares con el de otra persona.

Cada uno tiene sus propias luchas y retos. Y tú no debes ni tienes que esperar que las circunstancias externas se alineen perfectamente con el fin de presentarte la vida que has estado soñando. Lo que estás buscando ya está en algún lugar de ti. En ti están las respuestas.  

4. Tu determinación

decisión en tu vida

Cuando la vida te da algo aterrador, realmente te está dando la oportunidad de crecer y ser valiente. Nada es permanente en este mundo loco, ni siquiera tus errores, fracasos y problemas. Si mantienes tus ojos abiertos y tus pies hacia delante finalmente encontrarás lo que necesitas.  

5. Tu actitud

Algo que nadie podrá quitarte es la forma en la que decides responder a los que otros dicen o hacen. Eres libre de elegir cómo comportarte en cada situación. ¿Por qué no elegir ser feliz y positiv@?

Independientemente de a lo que nos enfrentemos, nuestra actitud es nuestra elección. Como yo siempre digo: tu actitud marca tu altitud. ¿Hasta dónde estás dispuest@ a llegar?  

6. Tu capacidad para dar y recibir amor

El 99% de las veces obtienes lo que das. La ayuda puede ser en forma de una sonrisa, un oído que escucha o una mano amiga. Y es que hay muchos actos de bondad que no cuestan un céntimo. Hacer felices a los demás también es una forma de hacerte feliz a ti.  

7. Tu esperanza

creer en ti

No son las cargas que llevas, sino la forma en la que las transportas. Los mayores obstáculos que se interponen entre una persona y sus sueños son sus miedos. La esperanza es esa pequeña voz que susurra en tu cabeza “quizás” cuando parece que todo el mundo grite “¡imposible!”  

8. Tus experiencias de la vida y las lecciones aprendidas

La sabiduría está esculpida en el tiempo. Viene acompañada de pérdidas, lecciones y triunfos. Viene después de las dudas, suposiciones e incógnitas. Si hubiera un camino para el éxito todos estaría en él.

Pero, ¿sabes qué? Que las semillas de TU éxito se plantan en tus fracasos del pasado. Tus mejores historias nacerán de la superación de tus mayores luchas. Tus elogios nacerán de tus dolores. Mantente en pie. Sigue luchando. Sigue aprendiendo. ¡Sigue viviendo!  

9. El seguir adelante

La decisión de seguir adelante es tuya. No permitas que las relaciones pasadas y viejos errores arruinen tu futuro. No dejes que algo o alguien del pasado continúe haciéndote daño hoy. Al hacerlo estás dando parte de tu vida a algo que ya no existe. Es como sacrificar tu felicidad en un agujero negro.

Las cicatrices nos recuerdan dónde hemos estado, no hacia dónde nos dirigimos. Y es que a fin de cuentas tu vida se está conformando cada día, cada minuto, cada segundo que estás en ella.

¿Por qué no llevarla a su máximo exponente? Está en tu mano. Aquí. Ahora. ¡Ya!

Yo, como siempre, te espero en la próxima. Un gran saludo, Andrea.  

Ver más:

2 Respuestas

  1. Jose Bejarano 3 años ago
    • andreamendez 3 años ago

Añadir Comentario