7 Hábitos mentales de las mujeres más felices que conozco

He estado pensando en las personas más felices que conozco y he llegado a la conclusión de que estoy rodeada por al menos 7 mujeres -entre familiares y amigas cercanas- autorrealizadas y felices con su vida.

“¿Cuál es tu hábito mental más saludable?”, les pregunté. Sé cómo viven su vida y cómo se comportan, pero quería descubrir cómo piensan y qué es lo que las diferencia del resto de mujeres que conozco.

Hábitos de las mujeres felices

La salud no es sólo ausencia de enfermedad, al igual que la felicidad no es sólo la ausencia de tristeza. Nace en el interior, en la relación que tenemos con nosotros mismos. No se trata sólo de ser positivos o tener buenos pensamientos, se trata de entrenar nuestros comportamientos y mentalidad para que el vivir bien y feliz se convierta en nuestra rutina diaria. 

Aquí están las respuestas que las mujeres más felices que conozco me han dado ante la pregunta: “¿Cuál es tu hábito mental más saludable?”

1. Saber cómo pedir ayuda. Beneficia a todos

“Lo que marcó la diferencia más grande en mi vida fue saber aprovechar el apoyo que tenía para criar a mis hijos. Aproveché esta oportunidad para ser una persona más agradecida y sacar tiempo para hacer las cosas que realmente me gustaba hacer”.

2. Ver la bondad que hay en otros

“El hábito mental que más felicidad me da es mirar siempre el lado bueno de las personas e intentar conseguir más de ese lado. Me centro solamente en lo bueno de las personas”.

3. Vivir el momento presente

“Ha habido épocas en las que no he tenido trabajo y sola me he tenido que hacer cargo de mis 4 hijos. La lección que aprendí y que pongo en práctica cada día es no planear nada a no ser que sea realmente necesario y negarme a preocuparme por cosas que no han pasado todavía. Estoy completamente comprometida a estar en este momento”.

4. Ser anti-drama

“Soy totalmente anti-dramática. Lo que soy es práctica. Organizo los problemas por orden de importancia y urgencia para resolverlos. Nunca miro atrás ni me arrepiento de las decisiones que un día tuve que tomar. Me parece tan inútil”.

5. Escoge a una pareja, pero no tengas miedo de estar sola

“Siempre he hecho las cosas que me han gustado. Nunca he dejado de hacerlas sólo por complacer a los demás. Y sabía que si algún día tenía una pareja  él iba a tener que ser independiente y aceptarme como soy. Claro que tuvimos que adaptarnos, pero no hubieron restricciones. Sinceramente pienso que si él no hubiera sido así yo aún seguiría soltera. Sé que suena poco romántico, pero tener una pareja debe ser un aditivo y no un bloqueo. Al menos así es como a mí me funciona”. 

6. No olvides dedicarte pequeños ratos de disfrute

hábitos de las mujeres felices

Nunca he tenido problemas en hacer cosas sola como ir al cine o al supermercado, e intento hacer lo que me gusta al menos una hora todos los días. El pilar principal de mi felicidad diaria es tener un paseo todos los días después del amanecer. Me despierto muy pronto, y eso me ayuda a mantener mi salud física y mental”.

7. Entender, perdonar y tiempo para mí

“La meditación me ayudó a estar más tranquila y a identificar mis mejores pensamientos, y mis no tan mejores reacciones. Entenderse a uno mismo es la clave principal para estar más equilibrado. Y una vez a la semana dejo al  niño con mi marido y me voy a la peluquería o a darme un masaje. Son 2 horas sólo para mí. Puede sonar superficial, pero gracias a esto tengo una dosis extra de fuerza y confianza para hacer frente a los desafíos cotidianos”.

Date permiso. Afloja la cuerda y permítete que entre algo felicidad en tu día a día. Espero que estas experiencias te hayan inspirado.

Añadir Comentario