Los efectos de éxtasis

El consumo habitual de éxtasis causa la pérdida de memoria

Un nuevo estudio sobre los efectos del éxtasis indica que consumo habitual de esta droga causa problemas de memoria. La investigación ha descubierto que el éxtasis causa en sus consumidores dificultad para aprender nuevos hechos.

 

efectos-del-extasis

El estudio, dirigido por el profesor Mark Blagrove, director de psicología de la Universidad de Swansea, evaluó los efectos de la droga sobre la memoria y la capacidad de aprendizaje. En uno de los test, se pidió a los participantes que recordasen detalles de una breve noticia de periódico acerca de un incendio en una granja. Los que habían tomado éxtasis dos o tres días antes de la entrevista sobre el artículo tan solo pudieron recordar el 83% de los detalles que fueron capaces de recordar los que no consumían la droga.

Según el profesor Blagrove: “Es importante que el estudio aseguró que los consumidores de éxtasis estaban durmiendo lo mismo que los no consumidores y, por tanto, el resultado no se debe a la falta de sueño o al estilo de vida de los consumidores de la droga”.

El estudio observó también si los consumidores de éxtasis podían aprender mecanografía y “al contrario que con la prueba de memoria, los consumidores de éxtasis no tuvieron problemas para aprender esta habilidad; consecuentemente, parece que el éxtasis afecta al recuerdo de hechos, más que al aprendizaje de nuevas habilidades motoras”, señaló Blagrove.

“El estudio implica que ciertos aspectos del trabajo serán un problema para los consumidores habituales de éxtasis: aunque pueden ser capaces de aprender tareas simples, algo más complejo como el aprendizaje de conocimientos, por ejemplo, una serie de hechos, se verá dificultado por el éxtasis”, añadió.

La sustancia química activa de la droga, el MDMA, afecta a la serotonina del cerebro, que ayuda a la transmisión de mensajes entre las células nerviosas. Se cree que la serotonina desempeña un papel importante en el modo en que el cuerpo humano procesa los pensamientos y regula los patrones de sueño y alimentación.

El estudio se desarrolló en varios grupos: personas que no consumen drogas ilegales; personas que consumen varias drogas pero no toman éxtasis; consumidores de éxtasis que habían tomado la droga dos o tres días antes de de la primera sesión de prueba; y consumidores de éxtasis que no habían tomado la droga durante al menos ocho días antes de la primera sesión de prueba.

Fuente: The Independent Health

Añadir Comentario