Ansiedad por la vuelta al cole: 7 consejos para ayudar a tus hijos

Aunque no te lo parezca, probablemente tu hijo ya esté pensando en la vuelta al colegio. Después de la libertad y diversión del verano muchos niños se sienten preocupados por el nuevo curso escolar. Pero si tu hijo parece estar realmente preocupado, pon en marcha estos 7 consejos que te ayudarán a manejar su ansiedad.

Robin Alter, psicólogo especializado en ansiedad infantil, nos da algunos consejos para manejar la ansiedad escolar de nuestros hijos como profesionales.

ansiedad por la vuelta al cole

1. No subestimes sus preocupaciones

Si tu hijo te viene con una serie de preocupaciones -acerca de sus profesores, los compañeros de clase, la ropa, los deberes que le pondrán, aprobar todo, etc- no les desprecies diciéndoles que no tienen porqué preocuparse por nada de eso.

En lugar de tranquilizarles gratuitamente, valora sus preocupaciones (porque seamos honestos, probablemente tendrías las mismas preocupaciones cuando eras niño) y habla de cada una de ellas hasta que sientas que el problema ha quedado zanjado.

2. Usa su imaginación para su beneficio

ansiedad por la vuelta al cole

Los niños tienen muchísima imaginación, lo que a veces contribuye a su ansiedad. Son capaces de imaginarse multitud de posibles situaciones que les podría pasar en el cole basadas en sus miedos y preocupaciones. Anima a tu hijo a usar su imaginación para “crear una historia diferente” donde las cosas que le preocupan no le dan miedo. 

Robin Alter tiene un libro que se llama The Anxiety Workbook for Kids (versión en inglés) que cuenta con multitud de actividades que ayudarán a tu hijo a usar la imaginación frente a la ansiedad de una forma positiva. 

3. Asegúrate de que tu hijo sabe que estás orgulloso de él

ansiedad por la vuelta al cole

Mucha de la ansiedad por la vuelta al cole no viene porque no tengan ganas de volver, sino por la presión al éxito o porque su rendimiento no esté a la altura.  Obviamente todos queremos que nuestros hijos vayan bien en la escuela, pero no a costa de su salud mental.

Salte del paradigma del “hijo perfecto”, céntrate en lo positivo, y anímales a que lo hagan lo mejor que puedan. Hazles sentir que estás orgulloso.

4. Crea una rutina en casa que les ayude a superar la incertidumbre de lo que les pasará en la escuela

ansiedad por la vuelta al cole

Si tu hijo está preocupado por perder el autobús del colegio o por no poder terminar los deberes, ambas cosas tienen que ver con la vida familiar y la gestión del tiempo en casa. Antes de que empiecen las clases, establece una rutina donde tu hijo se sienta cómodo y después haz frente a cualquiera de las preocupaciones restantes que pueda tener con respecto a horarios o tiempo.


5. Empieza a trabajar la ansiedad por la separación semanas antes de que empiece el colegio

ansiedad por la vuelta al cole

Si estar lejos de ti es el mayor miedo de tu hijo para el nuevo año escolar empieza a prepararle para la separación semanas antes. Prepara unas cuentas citas de adultos, contrata un par de veces a una niñera, o déjalo con algún familiar. Recuérdales que volverás cada vez que les dejas y que estar lejos de ti sólo es una cuestión temporal.

6. Hazles saber que tú también sientes ansiedad  a veces y cómo le haces frente

ansiedad por la vuelta al cole

Cuando nuestros hijos están ansiosos, normalmente nosotros también lo estamos. En lugar de evitar las preguntas e ignorar nuestros propias emociones hasta que los niños salgan de la habitación, el doctor Alter anima a todos los padres a expresar sus temores.

“Exprésate y deja que tu hijo sepa cómo le haces frente. Así le estás demostrando que la ansiedad es normal en la vida, y tenemos formas de hacerle frente”. Al abrirte y permitir que tu hijo vea que tú también eres humano y te preocupas a veces, sentirá que no está solo.

7. Involucra a su maestra -sólo si es necesario-

ansiedad por la vuelta al cole

Según la edad de tu hijo y el origen de su ansiedad, involucrar a su maestra “puede ser contraproducente a veces” y hacerle sentir más vulnerable. “Tu hijo puede sentir como que todo el mundo les está mirando, o pensar que su profesora se lo pone más fácil que al resto”, dice Alter.

Si crees que es necesaria la participación de su profesor, asegúrate de acercarte de la manera correcta. Ten una reunión privada con él y asegúrate de centrarte en tu hijo y sus necesidades más que en las cosas que piensas que el profesor puede hacer mejor. De esta manera trabajaréis juntos para averiguar qué es lo mejor para tu hijo, lo que implica escuchar las sugerencias del otro e intercambiar ideas.

Yo como siempre te espero en la próxima. Un gran saludo y un abrazo, Andrea.

Ver más: