5 Problemas de conducta típicos en adolescentes

¿Cómo solucionar los 5 problemas de conducta más típicos en los adolescentes? 

Nadie espera que criar a un adolescente sea fácil. Aún así, hasta que tus hijos no empiezan esa etapa es tentador pensar que tu familia es inmune a todos esos problemas que has oído multitud de veces, pero que no se sabe por qué, aun tienes esperanzas de evitar.

Ejem…sigue soñando…

Con el enfoque adecuado tú también puedes solucionar estos 5 problemas de comportamiento adolescente tan típicos de una manera relativamente civilizada. 

Problema 1: Tu hij@ parece odiarte 

Hace 4 días tu dulce niñit@ estaba pidiéndote dormir contigo en la cama e ir a excursiones. Y de la noche a la mañana empieza a tratarte como basura, despreciando todo lo que dices y riéndose de tus ideas y sugerencias. 
Si te fijas bien, verás que ya has pasado por esto antes, cuando era un bebé. Sólo que en lugar de gritar “¡no!”/”¡no quiero!” como un niño de 2 años lo haría, un adolescente te pone cara de asco. 

“Es muy difícil para los padres cuando esto sucede”, dice Nadine Kaslow, psicóloga especializada en niños y familia. “Pero por otra parte la adolescencia trata sobre la separación e individualización, y muchos niños necesitan rechazar a sus padres para encontrar su propia identidad”. Los adolescentes se centran en sus amigos más que en su familias, lo cual es normal también. 

Lo que haces 

A veces los padres se sienten tan heridos por el trato de sus hijos que responden devolviendo el rechazo. Gran error
“Los adolescentes saben que todavía necesitan a sus padres aunque no lo admitan”, dice el médico y psiquiatra Goldman. “La montaña rusa que te imponen es la que ellos también sienten internamente”. Como padre, como madre, tienes que mantener la calma y tratar de superar esta fase de rebelión adolescente. Nunca ponerse a su altura. 

¡Ojo! No te estoy diciendo que debas permitir que tu hijo te hable y te trate mal. Pero cuando esto pase, emplear las normas básicas de comportamiento. 
Un buen enfoque es el de: “Si no puedes decir nada agradable, mejor no digas nada”. El permitir a tu hijo saber que estás aquí para él, no importa para el qué, es una buena forma de acercarte a él. De que tu hijo sepa que no eres su enemigo. De que no estás para juzgarle. No estás para gritarle. Estás para ayudarle siempre que lo necesite. 

Problema 2: Los dispositivos de comunicación controlan sus vidas 

Es irónico cómo las formas de comunicarse que tienen actualmente (mensajería instantánea, redes sociales…) los hacen menos comunicativos, al menos con las personas con las que conviven. 
Sin embargo, tal y como está el mundo hoy, prohibirles usar dispositivos electrónicos no es solo poco realista, también es cruel. Estar comunicados con los amigos es fundamental para la mayoría de adolescentes. 

Cómo solucionar los problemas de adolescentes

Lo que haces y debes hacer 

Míralo a lo grande, aconseja la psicóloga Bartell. Si va bien en el colegio, hace sus tareas en casa y no desaparece por completo de la vida familiar, es probablemente la mejor manera que tiene de “desconectar”. Eso no quita que esté bien poner límites razonables, como por ejemplo, nada de móvil en las cenas y comidas. 

Muchos padres no quieren que sus hijos tengan ordenadores en sus habitaciones porque se hace más difícil supervisar su uso. Esto es completamente razonable y además yo lo aconsejo. Otros expertos también sugieren que haya una norma en la que el ordenador esté apagado al menos una hora antes de irse a la cama como una manera de asegurarse que los adolescentes duermen lo que necesitan. 

Problema 3: Llegar tarde a casa 

Son las 10.30 de la noche, le has dicho a tu hija que a las 10 en casa y por allí no aparece nadie… ¿Por qué ignoran tu toque de queda una y otra vez? 

“Muchos adolescentes ponen a prueba sus límites”, explica Goldman. “Pero el hecho es que en realidad quieren límites, así que los padres necesitan mantenerlos”

Lo que debes hacer 

Investiga un poco antes de insistir en que respete tu toque de queda, porque es posible que sea irrazonable. Llama a otros padres de amigos para averiguar cuál es el suyo. 
Goldman sugiere dar un margen de cortesía de 10 minutos, y si lo desafían, establecer consecuencias como por ejemplo no salir el próximo sábado, o salir hasta las 9 en lugar de las 10. 

Si crees que tu hij@ se queda hasta tarde para nada bueno, o que no se le ve feliz en casa habla con él (o ella) y averigua que puede estar pasando. No obstante, si tu toque de queda está acorde con lo que es típico en su ámbito adolescente es hora de establecer normas y hacerlas cumplir. Sino habrán consecuencias. Porque cuando se hace una regla, está para cumplirla. 

Problema 4: Salen con gente que no te gusta 

No sabes que cara poner cada vez que ves a tu hij@ salir por la puerta con esos amigos…¿Debería encargarme o decir algo? 

Lo que debes hacer 

“Los niños pueden usar ropa extraña, perforarse los labios, actuar groseramente y seguir siendo niños decentes”, asegura Bartell, que aconseja a los padres alejarse de criticar algo tan superficial como la apariencia de los amigos de sus hijos. “Los adolescentes están tan apegados a sus amigos que es como si les criticaras a ellos mismos”

Por otro lado, si sabes que tu hijo va con el grupito que se salta las clases y coquetea con drogas hay una charla pendiente. “Sin ponerlo a la defensiva, dile a tu hijo lo preocupado que estás acerca de las compañías que tiene y lo que hace”, dice Bartell. Si bien no puedes prohibir a tu hijo andar con ciertos niños, puedes intervenir e intentar cortar de raíz esos comportamientos peligrosos. 
No tengas miedo de pedir ayuda profesional acerca de cómo manejar que tu hijo salga con un grupo comprometido de gente que se comporta negativamente. 


Problema 5: Todo es un drama 

Cada pequeña cosa parece alterar a tu hija últimamente. Y cuanto más intentas ayudar, más gritos, lloros y portazos hay. Parte de ser adolescente es sentir las cosas intensamente, así que lo que no puede ser nada para ti es un mundo para ella. 

La solución 

Los padres parecen trivializar la importancia de las cosas en la vida de sus hijos adolescentes, dice Bartell. “Lo que pasa es que los chavales se sienten incomprendidos, y poco a poco dejarán de contarte nada. Ahora mismo la cosa más importante del mundo es que su mejor amiga está tonteando con su novio, y hay que tomárselo en serio”

No ofrezcas consejos, menosprecies a sus amigos o intentes minimizar algo diciendo que un día ella verá lo tonta que fue en el instituto. Sólo escucha y empatiza. Ponte en su lugar. Después de todo, una vez también estuviste tú allí. 

Y tú, ¿también has sufrido las conductas problemáticas de tus hijos? ¿Qué has hecho o haces para solventarlas? ¡Comparte tu comentario! 
Yo, como siempre, te espero en la próxima. Un gran saludo y un abrazo, Andrea. 

Lecturas recomendadas relacionadas con 5 Problemas de conducta típicos en adolescentes: 

One Response

  1. MARIA JESUS LUCAS 6 meses ago

Añadir Comentario