¿Tienes un mal día? Recuerda estas 9 cosas

9 Pensamientos positivos para los malos días 

De los días más duros será de donde saques las mejores lecciones. Así que ten esto en cuenta cuando estés teniendo un mal día.   

pensamientos positivos
 

1. Nadie prometió que la vida sería perfecta 

“Si buscas la perfección, nunca estarás satisfecho” – Leo Tolstoi

No condiciones tu felicidad a satisfacer cada expectativa que te creaste. Es bueno ser ambicios@, pero nunca serás perfect@. Si esperas serlo tu vida estará plagada de decepciones. 

2. El éxito no sucede de la noche a la mañana 

“Los árboles que tardan en crecer tienen la mejor fruta” – Molière 

pensamientos positivos

No te engañes pensando que el éxito vendrá a ti rápidamente. No es fácil ser paciente pero déjame que te diga algo: todo lo que merece la pena requiere tiempo (a menudo, mucho). Si te frustas, recuerda por qué tu objetivo es importante y para qué haces lo que haces.

3. Hay una lección en cada lucha 

“Y una vez que la tormenta haya pasado, no recordarás cómo la atravesaste, cómo te las arreglaste para sobrevivir. No estarás ni segur@ si la tormenta ha terminado de verdad. Pero una cosa es cierta. Cuando sales de ella no serás la misma persona que entró. Eso es de lo que esta tormenta trata” – Haruki Murakami 

No te quejes de lo terrible que es tu vida. Es tentador hacerlo, pero amargarte no te hará sentir mejor. Busca soluciones para cambiar lo que no te gusta y no razones para haber llegado hasta ahí. Busca todo aquéllo que te invite a avanzar en tu problema. No te ahogues en él. Si aprendes las lecciones ahora, sabrás qué cambios hacer en el futuro para que no te vuelvan a pasar. 

4. Sin tiempos difíciles no apreciarías los buenos 

pensamientos positivos

“La fuerza no nace de ganar. Cuando las cosas están feas y aun así decides no rendirte y seguir adelante, eso es fuerza” – Arnold Schwarzenegger 

No te entristezcas si pierdes. Al contrario, ¿cómo vas a aprender a ser mejor sino? Si miras el fracaso como parte del aprendizaje te permitirá mantener una actitud positiva para perseguir tus metas el tiempo que sea necesario. 

5. Está bien llorar a veces 

“No te culpes por llorar. Sin esta emoción, simplemente seríamos robots” – Elizabeth Gilber

Llorar no es un signo de debilidad. Es una manera de desahogar tensiones y sentimientos de malestar. Si dejas que éstos se acumulen acabarán por hacerte aún más daño. Es normal que a veces necesites desahogarte, no te avergüences por ello. 

6. Preocuparse por todo no está bien 

pensamientos positivos sin preocupaciones

“Preocuparse no vacía al mañana de sus problemas, pero sí vacía al hoy de su fortaleza” – Corrie Ten Boom 

Si te olvidas de las cosas que no puedes controlar tendrás la facultad de concentrarte en las que puedes. Y además, ¿sirve para algo positivo preocuparse de las cosas que no puedes controlar? 

7. La vida de nadie es tan pintoresca como parece 

“¿Cuánto tiempo te ahorrarías si dejaras de fijarte en lo que dice, hace o piensa tu vecino y te fijaras en lo que haces, dices y piensas tú?” – Marco Aurelio 

No compares tu vida con la que otra persona refleja. Ya que no es cierto todo lo que tus ojos ven. Cuando estés comparándote piensa que lo que observas es una versión de alta definición de sus vidas. Además, y aparte de todo esto, no necesitas compararte con nadie. Relacionado: 9 Cosas que nadie podrá robarte nunca

8. Se necesita valor para pedir ayuda 

pensamientos positivos

La pregunta más persistente y urgente de la vida es: ¿Qué estás haciendo por los demás?” – Martin Luther King Jr. 

Nadie hubiera llegado donde a llegado si no hubieran pedido ayuda. Eso es así. La fortaleza de un hombre también reside en su vulnerabilidad. Así que no dudes en pedir ayuda porque nunca serás una carga. 

9. Mereces amor y felicidad 

“Las personas suelen ser casi tan felices como se proponen a serlo” – Abraham Lincoln 

Piensa en algo de lo que estás agradecid@ ahora mismo. Puede ser la taza de té de esta mañana, el perrito que te espera en casa al llegar del trabajo, o ese par de ojos tan sanos que te permiten leer este artículo.

Es tan fácil olvidarnos de estas pequeñas cosas cuando tenemos mal humor..¡que te reto a romper esta tendencia!  La próxima vez que estés de bajón, piensa en algo que te haga feliz. Repite ese comportamiento hasta que se convierta en un hábito. Tus pensamientos negativos dejarán de tener efecto en ti si dejas de escucharles. 

Yo como siempre te espero en la próxima. Un gran saludo y un abrazo, Andrea.

Ver más:


Añadir Comentario