9 conclusiones sobre el importe real del rescate de la banca española

Desde 2008 han sucedido numerosos acontecimientos relacionados con el rescate de la banca española, pero es extremadamente difícil determinar el importe final de dicho rescate porque la información es cada vez más dispersa y difícil de obtener.

Nuestra estimación sitúa el monto total del rescate bancario en 131.000 millones de euros, aunque debemos esperar la recuperación de una parte (pequeña) de estos fondos:

Fuente: elaboración propia

En cuanto a qué colectivos han financiado este rescate, el 77% lo ha financiado el sector público (socialización de las pérdidas), un 10% lo han soportado los ahorros de minoristas a través de pérdidas en instrumentos híbridos comercializados de forma masiva y sólo el 13% ha sido absorbido por el propio sector bancario a través de los Fondos de Garantía de Depósitos.



Es importante destacar que la banca europea no haya soportado pérdidas aun siendo los principales acreedores de las cajas de ahorros españolas mediante financiación mayorista. ¿A quién hemos rescatado en realidad?

Cronológicamente, y a modo de recordatorio, las principales actuaciones políticas en relación con el saneamiento de nuestro sistema bancario han sido:

Noviembre 2008. Tras la caída de Lehman Brothers en septiembre de 2008, y ante el pánico generalizado en los mercados financieros, el G-20 adopta medidas urgentes como la inyección ilimitada de liquidez por parte de los Bancos Centrales, el aumento de la cobertura de los fondos de garantía europeos (FGD) hasta 100.

000 euros y la concesión de avales a las emisiones de deuda de las entidades bancarias. En España se concedieron más de 40.000 millones de euros en avales públicos de los que no se ha vuelto a saber nada. Podemos intuir que las entidades solventes hayan atendido sus compromisos, pero me extrañaría mucho que lo hubieran hecho Bankia, Banco de Valencia, CAM o Catalunya Caixa, entre otras.

Junio 2009. Tras la intervención de Caja Castilla la Mancha (marzo 2009), rescatada íntegramente por el FGD de las cajas de ahorros, se aprueba la creación del FROB 1, aunque hasta junio de 2010 no se solicitan el grueso de ayudas públicas por un importe total de 9.674 millones de euros.


Febrero 2012.

Las fusiones de las cajas de ahorros han sido un fracaso y se diseña el FROB 2 con el objetivo de intervenir las 4 que están arrastrando a todo el sistema bancario español. Los fondos aportados son de 11.000 millones de euros, sin tener en cuenta los Esquemas de Protección de Activos (EPA).

Junio 2012. La crisis de deuda soberana y el círculo vicioso con el sistema bancario provoca la solicitud de un rescate europeo por un importe de 38.833 millones de euros, mucho menos de los “hasta 100.000 millones que nos había concedido” (¡Qué suerte!). 

En el momento de la solicitud del rescate, la financiación del Banco Central Europeo (BCE) a las entidades bancarias europeas era del 82% del total inyectado en el Eurosistema (287.000 millones de euros en mayo de 2012).

Fuente: Banco de España y elaboración propia


Pero esta ayuda a través del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) no vino sola y nos impusieron dos medidas adicionales: las pérdidas de los minoristas que habían suscrito participaciones preferentes pensando que eran depósitos (más 12.000 millones de euros) y la creación de la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (SAREB), un banco malo donde se han transferido más de 50.000 millones de activos inmobiliarios.

La última noticia es que un fondo de inversión estadounidense, Blackstone, acaba de adquirir una cartera de hipotecas a particulares de Catalunya Bank por 3.615 millones de euros, implicando una pérdida adicional al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) de 572 millones de euros. El valor nominal de la cartera es de 6.392 millones de euros, por lo que lo están comprando con un descuento del 44% (sin comentarios).

El coste final para los españoles no lo conoceremos hasta que no se vendan todos los activos nacionalizados a través del FROB (1 y 2) y la SAREB, pero sí que podemos sacar 9 conclusiones: 

1. La crisis bancaria española no ha sido motivada por las subprime de Estados Unidos, sino por el modelo de negocio desarrollado durante muchos años.

2. Desde el principio se conocían los nombres de los entidades peor gestionadas (Cajamadrid, Bancaja, CAM, Caixa Galicia, Caixa Catalunya y Banco de Valencia) y más politizadas.

3. El saneamiento de la banca española (principalmente de las cajas de ahorros) ha sido un desastre en diseño y ejecución. Se permitieron fusiones ficticias que nos hicieron perder tiempo y muchos recursos públicos.

Las pocas cajas de ahorros bien gestionadas (Unicaja, Caja Murcia y BBK) fueron forzadas a fusionarse con entidades contaminadas y han complicado su propia supervivencia. Sólo La Caixa ha conseguido integrar a 6 cajas de ahorros en varias fases y con ayudas públicas sin poner en peligro su existencia.

4. Han primado los intereses políticos (españoles y europeos) a costa de los ahorros y la renta disponible de los españoles. Entre 2009 y 2011 se produjo una comercialización masiva de productos tóxicos entre la clientela minorista que han dinamitado miles de millones de ahorros.

5. No solo se rescató a la banca española, sino a toda la banca europea que era acreedora y que no han soportado pérdidas por su mala gestión del riesgo de crédito (no debieron asumir el riesgo de prestar a estos gestores) y a los políticos españoles que estaban gestionando el saneamiento tan brillantemente.

6. Si tenemos en cuenta la subvención adicional de los españoles a todo el sistema bancario (incluidos los solventes Santander, BBVA, La Caixa…) durante 2-3 años mediante la suscripción de deuda pública al 5-7% y su descuento automático en el Banco Central Europeo al 1%, podemos estimar una inyección adicional de fondos públicos en torno a 12.000-15.000 millones de euros (un 4% de diferencial sobre 150.000 millones de euros durante 2 años).

7. No hay ninguna transparencia en la información, por lo que nunca sabremos la factura real.

8. El rescate lo estamos pagando todos los españoles y nos quedan muchos años de seguir pagando.

9. No hay nadie en la cárcel.




Enlaces relacionados:


Crédito de la imagen: www.andreeochoa.com