Selección de personal

Selección de personal: algunas viejas recetas

Hoy está ya todo dicho y escrito sobre el tema; también pese a estar todo escrito, según aseguran una gran parte de los directores de recursos humanos, los fallos en la selección de personal son frecuentemente estrepitosos, por esta razón, creemos que hay margen para nuevas consideraciones, nuevas y viejas recetas…

1. La inteligencia emocional. Créame, el currículum más impresionante servirá de poco si la estabilidad y madurez emocional del individuo son débiles. Desestabilizar equipos, disminuyendo su productividad, tareas inacabadas correctamente, tensiones…No meta bombas de relojería en su empresa. El consejo es: consiga buenos criterios y métodos de evaluación de la inteligencia emocional de sus potenciales empleados a la hora de seleccionar y contratar personal para su empresa.

2. Un buen inglés hablado y escrito no basta. Claro que dependerá de las funciones que deba desarrollar el candidato. Pero en cualquier caso, lo más valioso es que haya aprendido muchos de los elementos que caracterizan la cultura anglosajona, especialmente sus negocios, estilo de vida, etc. Hoy lo importante es leer en inglés, pensar en inglés, anticiparse en inglés… La información, las ideas innovadoras, la creatividad, en gran medida se haya en el ámbito de la cultura anglosajona, Contrate a gente que viva la cultura y no se limite a traducirla.

3. Las personas trabajan en equipos. Hace unos años, algunos especialistas recurrían a la grafología para identificar rasgos de la personalidad y carácter de los individuos. La altura y la posición de la tilde de la t, entre otros grafos, expresaba la capacidad o aptitud de la persona en la jerarquía de mando, fijando su capacidad para mandar o ser mandado.

4. La pirámide de Maslow funciona. Así lo sostienen algunos expertos. Descubra todo lo que pueda del individuo en sí. Su renta, su riqueza, lo que hederará, marcará mucho su trabajo, sus ritmos y sus actitudes…

5. La madurez y la experiencia, un grado. Créaselo. Fíjese en personas que no se hayan dejado de formar en sus trabajos continuamente, los hay y muy buenos… Y que al mismo tiempo tengan madurez y experiencia. Son tesoros, de darán estabilidad y sosiego a sus equipos más jóvenes e impetuosos.

6. Dobles titulaciones. Inteligencia, mente innovadora y doble titulación puede ser realmente interesantes. Un economista e ingeniero o biólogo. Un informático y arquitecto. Los nichos están en el cruce de los campos especializados…

7. Capacidad de trabajo. La capacidad de trabajo se desarrolla y crece con el hábito y el esfuerzo. No lo dude, aunque las excepciones de la inteligencia emocional haya que tenerlas en cuenta, aquellos que desde jóvenes ejercitaron una buena capacidad de trabajo, los que se esforzaban sin que les pagaran nada a cambio, son buenos candidatos… Consejo: no le importe pedir y valorar positivamente las calificaciones universitarias, educación secundaria, etc.

8. Gente inquieta y con capacidad de superarse. Si eso era cierto hace treinta años, figúrese en este mundo cambiante, innovador, donde estamos condenados a volver a la universidad cada seis años.

9. Contrate buenas personas. Trabajar diez, veinte años o más en una empresa esforzándose al máximo requiere de fidelidades y complicidades en momentos adversos. Es en esos momentos donde valorará enormemente haber contratado buenas personas.

10. Personas abiertas y receptivas (el otro 50%). Si su empresa es líder, tiene una filosofía triunfadora y métodos de trabajo ganadores… contrate a personas que sean abiertas, receptivas, sin prejuicios; dispuestas a recibir y completar su formación.

Departamento de Recursos Humanos – Euroresidentes – ITYIS

Temas relacionados con Selección de personal


3 Respuestas

  1. Anónimo 12 años ago
  2. Anónimo 12 años ago
  3. Incorpora 11 años ago

Añadir Comentario