La debilidad del dólar

La debilidad del dólar inquieta desde a los grandes exportadores españoles o europeos, pasando por los perceptores de ingresos vía publicidad Adsense de Google. Hace relativamente pocos años los receptores de dólares en un cheque Google de 100 dólares habrían convertido a euros con ventaja, el ingreso definitivo habría pasado de los 100 euros. Pero transcurridos los primeros años de la historia del euro, el dólar va de mal en peor. Esto significa que el dolar no para de bajar y el euro subir. En los últimos tres años su trayectoria ha venido a subrayar la gravedad de la debilidad estructural de la moneda americana.

Razones de la debilidad del dólar

1. La pujanza económica de Europa y Asia frente a la debilidad de la economía de los Estados Unidos.


2. Los desajustes y desequilibrios de la economía USA. La economía norteamericana lleva varios años gastando mucho más de lo que produce, viviendo, en definitiva, por encima de las posibilidades.
3. La imagen de solidez para el dólar de las empresas, particulares y bancos centrales de Asia, países exportadores de petróleo (que ha financiado, con compras regulares de dólares, el crecimiento de Estados Unidos) se ha orientado a una política más cauta en la disponibilidad de reservas. Esto es, menos dólares, más euros, u otras divisas en sus carteras.
4. La acumulación de desequilibrios en EE UU, se ha visto agravada por la política exterior, lo que le propicia más riesgos de sucumbir a un reajuste brusco, con depreciación significativa del dólar.
5. La caída del dólar beneficia a corto y medio plazo a los sectores exportadores de EEUU -como el automóvil-.

La caída de la divisa abarata sus productos y servicios en el exterior y encarece los bienes competidores que importa EEUU. Esto beneficiará la recuperación de la economía norteamericana y la solidez del dólar a largo plazo, si es capaz de corregir sus grandes desequilibrios presupuestarios. Algunos analistas no comparten este punto de vista. Más bien al contrario, creen que un dólar bajista contribuye al agotamiento de una economía que ya está desacelerándose y la incremento de la factura energética.

Debilidad del dólar sí, derrumbe no

Sin embargo, los riesgos de que ocurra un derrumbe del dólar no son percibidos como una realidad por los analistas.

Por una parte, Estados Unidos es consciente que debe reponer sus equilibrios comerciales y presupuestarios, desactivando la bomba de relojería que ha engordado en los últimos años.

Por otra, los menos interesados en una fuerte depreciación del dólar son los que poseen cuantiosas reservas de esta divisa y han alimentado hasta ahora su injustificada apreciación. Así tanto Asia como Europa evitarían la caída del dólar reduciendo sus ventas.

Los riesgos: la política económica de la FED y el dólar

La economía norteamericana corre el riesgo de caer en un círculo vicioso. Esto es, la caída del dólar genera inflación en los Estados Unidos. La FED debe responder intentando mantener la estabilidad de precios. La debilidad del dólar, pues es una restricción para la política del FED baja los tipos, el capital se moverá fuera de los Estados Unidos hacia activos en euros con mayor rentabilidad, esto presionaría aún más al dólar a la baja. Al final, la economía norteamericana podría caer en la conocida “estanflación” ( inflación sin crecimiento) .

Sin embargo, los especialistas apuntaban ya a finales del 2006 que la caída del dólar había casi concluido. En realidad el creciente peso exportador de las economías emergentes asiáticas, como China, India, Corea y Taiwán -poseedores de gran cantidad de dólares- hacia los Estados Unidos choca con la debilidad del dólar. Por tanto más allá de un límite, los citados países intenvendrían para evitar el desplome de la divisa norteamericana, a través de compras de dólares contra sus divisas nacionales.

En definitiva mal momento para exportar, buen momento para viajar a los Estados Unidos.

Temas relacionados:

Herramienta – Conversor Euros – Dólares:


Añadir Comentario