Fypio, una plataforma inmobiliaria que pone foco en el cliente

La compra de una vivienda es probablemente la mayor inversión en la vida de una persona y, por tanto, acertar en la decisión final es vital para cualquier persona, puesto que la transacción seguramente le acompañe durante muchos años.
Una de las primeras acciones encaminadas a tal fin es la búsqueda en portales especializados dentro del mundo inmobiliario donde se exponen ingentes cantidades de producto. Lo cierto es que cuando entras te das cuenta que se diferencian poco o nada entre ellos y que incluso numerosos inmuebles están repetidos.

Son plataformas exclusivamente centradas en el producto que únicamente exponen datos cuantitativos asociados al mismo, originando una búsqueda aburrida y monótona con una inacabable retahíla de fría información, como el número de dormitorios, las superficies, la tipología, el precio, etc.
En la ciudad norteamericana de San Diego se ha creado una novedosa plataforma de comercialización de inmuebles llamada Fypio que focaliza y pone énfasis en el cliente y no en el producto, centrando la búsqueda de un inmueble a través de numerosos atributos cualitativos relacionados con el entorno en el que se localiza; es decir, atributos que configuran el estilo de vida que desea el futuro propietario.
Todo el mundo comienza por la propiedad, nosotros por el comprador, comenta uno de sus directivos.
Y están llamados a revolucionar el mundo de las plataformas on line inmobiliarias. La gente quiere comprar una vivienda que, además de tener determinados atributos clásicos, como el precio y la superficie, esté acorde a su lifestyle. Por este motivo, cuando busca el inmueble de su vida necesita que le aporten valiosos datos como:
  • Espacios verdes, zonas de paseo y recreo para niños y mascotas.
  • Nivel académico de los colegios circundantes.
  • Estilo de vida (moderno, contemporáneo tradicional).
  • Índices de criminalidad.
  • Nivel de vida de la zona.
  • Servicios médicos y de salud cercanos e indices de eficiencia.
  • Opiniones sobre la vivencias de los propios vecinos.
  • Si se puede ir de compras o es una zona tranquila.
  • Si se trata de una zona turística.
  • Multiculturalidad.
  • Si se trata de una zona de bares o céntrica, casco urbano.
  • Índices de ruido, polución atmosférica.
La lista de atributos puede ser interminable. La aplicación dirige a los usuarios hacia determinados inmuebles -con unas fotos espectaculares-, en función de los filtros y requisitos condicionales que se van marcando: “Búscame una vivienda en un barrio seguro y luego dime cuantos metros tiene o el número de dormitorios”.
“Usted nos dice cómo quiere vivir y nuestro algoritmo le indicara un conjunto de casas”, vuelven a indicar desde la empresa.
Además los propietarios pueden crear y compartir colecciones de viviendas a través de las redes sociales, enriqueciendo la aplicación con el conocimiento concreto de la zona.
En el futuro tienen preparados otros innovadores servicios, más sofisticados, como un comparador de estilo de vida actual y futuro del potencial comprador o una segura expansión a los grandes focos inmobiliarios del país, pero ya de por sí nos parece una herramienta sumamente interesante llamada a reinventar la interacción con el cliente en el proceso de búsqueda y compra de una vivienda.
Fuente: Inman
Crédito fotos: Ascendsworks, Fontis international, Usg.edu, Intl. bike. Kettler.


2 Respuestas

  1. Michael Koh 4 años ago
  2. pabloperez 4 años ago

Añadir Comentario