Visitar isla de Skye

10 lugares únicos para visitar de la Isla de Skye




La Isla de Skye es la segunda isla más grande de Escocia, cuenta con una historia arquitectónica muy importante, con monumentos muy antiguos que visitar de la época de los clanes. Un lugar con castillos con encantos historia. Aquí os dejamos 10 lugares únicos y esenciales si viajáis a Skye.

Castillo Dunvegan and Gardens 


Un castillo rodeado de naturaleza, entre los acantilados y reflejos sobre el agua hacen de este rincón un espacio único. Es sede de los MacLeod de Skye desde el siglo XIII y es el castillo habitado de Escocia más antiguo, está abierto todos los días de 10:00 a 17:30. Para visitar los castillos y jardines el precio es de 9,50 libras los adultos o 5 libras por familias.

Clan Donald Skye:

Es el museo de la isla y el castillo de Armadale, una gran finca de más de 20.000 hectarias. Ofrece paseos inolvidables y, desde hace años cuándo se convirtiera en fundación, se ha trabajado para abrirlo al público, al turismo y conseguir así un recurso importantísimo para la ciudad. Desde la finca se pueden contemplar la cordillera Cuillin, escuchar el sonidos de la naturaleza y contemplar el hábitat de especies salvajes como los águilas de mar o los ciervos. Está abierto todos los días de 9:30 a 17:30 y el precio es de 7,5 libras para los adultos y 6 libras para los niños.


Península Aird:

Es un lugar para disfrutar del ambiente más natural, perfecto para ir de picnic a pasar el día. Podemos disfrutar de dos playas únicas dónde también podremos contemplar las ruinas de una antigua fortaleza.; además, los pequeños podrán ver animales salvajes y disfrutar de las vistas desde los acantilados además de animales salvajes, como en las focas.

Las piscinas de las hadas:

La Isla de Raasay está a tan solo 25 minutos en ferry y es un tesoro de la naturaleza, un lugar para disfrutar de diferentes emociones planteadas para satisfacer el turismo y conseguir de este medio día o día completo un momento inolvidable. Se puede hacer también rappel, escalada, natación, saltar desde acantilados; y, muchas cosas más. Los cursos tienen un precio alrededor de 25 libras por persona para adultos y 15 libras para los menores de 16 años.

El Museo de la Isla de Skye Vida:

Es el Museo de la vida de la isla de Kilmuir e inaugurado en 1965. La casa del tejedor muestra el tesoro de la herramientas y utensilios asociados con las lanas; también se muestran ilustraciones y piezas de todo el sistema de minifundio de la época.

Sea Eagles, Portree:

Hoy en día es Patrimonio Nacional Escocés desde 1975. Los visitantes pueden aprender sobre la zonas,  , también se puede disfrutar de un paseo en barco alrededor de la naturaleza del lugar y, también la Sea Exposición del RSPB Águila brinda a los visitantes con un vidrio con toda la información acerca de las aves. También podremos disfrutar de nutrias, marsopas, focas… Desde 4,75libras podemos disfrutar de todo este espectáculo natural.

Talisker Distillery, Carbost

En la orilla del lago Harport se puede ver y disfrutar del sabor más exclusivo de la bebida autóctona, destilería tradicional dónde se conoce paso a paso el proceso de “la bebida rey”. Lo más recomendado siempre es visitar también la bahía Talisker, una playa de arena fina. Por 7 libras para adultos y 3 para niños, conocer parte de la cultura y tradición de la ciudad.

Bearreraig Bay, Flodigarry y An Corran

El abrazo más profundo a la península de Trotternish está en este lugar. Lo ideal es comenzar la exploración en Bearreraig Bay para contemplar las especies de la zona. Cuándo baja la marea también se pueden ver y nos sorprenderán las huellas de los dinosaurios de hace más de 165 millones de años. También queda obligada la visita al Museo Staffin Ellishadder para contemplar la historia mediante fósiles.

Dun Beag, Struan:

Uno de los lugares mejor conservados de Skye. Los restos y monedas encontradas en la zona datan la ocupación en el siglo XVIII. Si sale el sol y hace un buen día, una excursión preciosa es la que recorre 10 millas alrededor, desde dónde se contempla cuillins y Loch Bracadale; y, para quien aún quiera más, se pueden alquilar unas bicicletas y disfrutar de Dun Mor.

Un viaje inolvidable entre algunos de los rincones más especiales, dónde la acción humana aún no ha cavado con fuera y dónde se puede disfrutar de paisajes únicos, naturaleza, animales en libertad y todo ello siguiendo la línea de la elegancia, tradición y cultura de Escocia.

Enlaces relacionados con