¿Los suplementos de calcio causan cáncer de próstata?

¿Tomar suplementos de calcio y el uso de demasiados antiácidos puede aumentar el riesgo de cáncer de próstata?

Te explicamos qué hay de cierto en todo ésto.
 
¿Los suplementos de calcio causan cáncer de próstata?
El calcio es un nutriente esencial que tiene muchas funciones importantes, como la formación y el mantenimiento de huesos.
El calcio se obtiene de la dieta, y se almacena en los huesos y los dientes.
Cuando la ingesta, o capacidad de utilizar este mineral, cae por debajo de las necesidades de nuestro cuerpo, el organismo recurre a las reservas el calcio que hay en los huesos. Esto puede provocar la aparición de una condición conocida como osteoporosis, que puede conducir a que los huesos se fracturen más fácilmente.
 

Calcio y próstata

Son muchos los estudios que se están llevando a cabo sobre el papel del calcio en la salud de la próstata, especialmente después de un diagnóstico de cáncer de próstata. Alguno han encontrado una asociación entre un alto consumo de calcio (mayor de 1.500 a 2.000 mg/día) y un mayor riesgo de cáncer de próstata. Sin embargo, esto no parece estar claro, y el papel del calcio en el riesgo de cáncer de próstata y la progresión sigue siendo controvertido.
La leche es rica en calcio y en muchos casos está fortificada con vitamina D para ayudar a la absorción del calcio. Existen investigaciones que han encontrado que una mayor ingesta de productos lácteos está asociada con un mayor riesgo de desarrollar cáncer de próstata, y un mayor consumo de leche entera está vinculada a la progresión de la enfermedad. No está claro si esta posible asociación es debida al calcio en sí o a otros componentes de los productos lácteos.
El calcio es beneficioso para muchas funciones del cuerpo como la salud ósea, pero hay pocas evidencias de que un consumo elevado (por encima de 1500 mg/día) sea mejor que una ingesta más moderada (aproximadamente 1000 mg/día). También es importante evitar una ingesta de calcio muy baja (inferior a los 500 mg/día), ya que las deficiencias de calcio pueden provocar alteraciones en las funciones metabólicas y pueden incluso aumentar el riesgo de cáncer de colon. Por lo que en base a las evidencias que existen actualmente, lo más recomendable sería tener una ingesta normal de calcio de alrededor de 1.000 mg/día para evitar la mayoría de los riesgos asociados con el consumo elevado, y evitar los riesgos de su déficit.
 
 
Seguir leyendo:

Añadir Comentario