Duerme bien o engordarás

¿Has notado que cuanto menos duermes, más hambre tienes?

Hay una explicación científica para ésto.

Cuando has dormido poco tiendes a comer más

No dormir bien, te hará engordar

La ciencia lo demuestra:

1. Duermes menos, quemas menos.

Un estudio de la Universidad de Lübeck, en Alemania, demostró que una noche de privación del sueño reduce agudamente el gasto energético en hombres sanos. Quemas menos calorías (1).

2. Duermes menos, comes más.

En una investigación se demostró que las personas que duermen menos de 5 horas cada noche consumen 385 calorías más al día siguiente (el equivalente a 4 rebanadas y media de pan) que después de dormir más horas (2). 

Y que cuando dormimos poco tenemos más predilección por elegir alimentos con alto contenido en carbohidratos.

3. Duermes menos, anhelas más.

Dormir poco:

• Aumenta los niveles de grelina, la hormona relacionada con el apetito. La grelina aumentar nuestro apetito, la producción de grasa, y por tanto nos hace engordar.

• Disminuye los niveles de leptina, la hormona del hambre. Por la noche los niveles de leptina se mantienen altos, por lo que no necesitamos comer mientras dormimos, y al llegar el día aumentan para obtener la energía de los alimentos. Si no duermes lo suficiente, los niveles de leptina se desploman y acabamos comiendos más.

Además, después de una mala noche comemos más para intentar aliviar el exceso de cansancio buscando placer en la comida, y no siempre elegimos las opciones de alimentos más saludables.

4. Duermes menos, retienes más grasa.

Para personas que están siguiendo una dieta de adelgazamiento, cuando se durme más, se pierde más cantidad de grasa que cuando se duerme menos. 

Las 4 reglas de oro del sueño

1. Limita o elimina la cafeína.

El efecto de la cafeína puede permanecer en nuestro cuerpo hasta 12 horas. Trata de eliminar, o al menos disminuir el consumo de cafeína, incluyendo café descafeinado o té, después del mediodía.

2. Ejercicio.

Una rutina de ejercicio regular es muy importante para nuestra salud, pero es esencial para para aquellas personas con problemas para dormir. 

3. Establece una rutina de sueño.

Leer un poco, ducharse, evitar el uso de dispositivos electrónicos antes de ir a dormir,… enviará una señal a tu cuerpo de que es hora de prepararse para dormir.

4. Nutrición.

Una nutrición sana y equilibrada evitará que con un montón de frutas y verduras frescas junto con granos enteros favorecerá el descanso.

 

(1) Benedict C, Hallschmid M, Lassen A, Mahnke C, Schultes B, y col. The American Journal of Clinical Nutrition (2011). Más información.

(2) Al Khatib HK, Harding SV, Darzi J y Pot GK. European Journal of Clinical Nutrition (2016). Más información.

 

Seguir leyendo: 

Ninguna Respuesta

Añadir Comentario

Subscribe!