Salud dental en el embarazo

Salud dental en el embarazo
Durante el embarazo se debe prestar una atención especial a los dientes.
Son muchos los estudios que demuestran la importancia de la salud dental en la salud general. Condiciones como la inflamación y el sangrado de las encías pueden hacer que las bacterias orales pasen al torrente sanguíneo y circulen por el cuerpo. Estas bacterias se han relacionado con varias enfermedades sistémicas como algunas enfermedades cardiovasculares, diabetes, enfermedad de Alzheimer y varios tipos de cáncer. Por lo tanto, es muy importante dar una atención especial a la salud oral durante el embarazo.Entre un 60-75% de las mujeres embarazadas sufren de gingivitis, es decir, la inflamación de las encías. Algunas investigaciones han demostrado que la inflamación de las encías y los marcadores inflamatorios resultantes que entran en el torrente sanguíneo tienen un impacto sobre el bajo peso del bebé al nacer y el parto prematuro.
La gingivitis es causada por la acumulación de placa bacteriana en las encías. Durante la gestación, las mujeres experimentan un aumento en los niveles de estrógeno y progesterona, que aumenta la susceptibilidad de las encías a las bacterias que se encuentran en la placa. Si no se trata, la gingivitis puede acabar en una periodontitis, un proceso irreversible que provoca la separación de los dientes y las encías.
Las náuseas asociadas al embarazo exponen la cavidad oral a niveles más altos de ácidos gástricos. Una exposición constante a altos niveles de estos ácidos provoca la erosión del esmalte dental y, en consecuencia, el aumento de la sensibilidad. Es aconsejable evitar lavarse los dientes inmediatamente después de vomitar, y en su lugar, enjuagar la boca con una cucharadita de bicarbonato de sodio en una taza de agua para neutralizar el ácido.
Los cambios en la composición de la saliva durante el final del embarazo y la lactancia pueden predisponer temporalmente a la erosión y a la caries dental
Algunos consejos para mantener una boca sana durante el embarazo.

  • Cepillar los dientes y encías con cuidado, durante 2 minutos, al menos dos veces al día.
  • Usar una pasta de dientes que contenga fluoruro.
  • Usar un cepillo suave y pequeño para evitar las náuseas.
  • Usar hilo dental o cepillos interproximales todos los días.
  • Visitar al dentista.
  • Comer una dieta equilibrada, llena de nutrientes y minerales importantes tanto para la salud de la madre como para el crecimiento y el desarrollo del bebé.
  • Limitar los alimentos azucarados y comer entre horas.





Temas relacionados con: Salud dental en el embarazo.

Añadir Comentario