Qué pruebas se hacen después de abortos de repetición

Un aborto involuntario es un embarazo que se pierde antes de la semana 20 del embarazo.

 
Aunque se produce en el 15-20% de todos los embarazos, por lo general en los tres primeros meses, en algunas casos se experimentan múltiples abortos involuntarios. Si ha abortado más de 2 veces consecutivas, se habla de abortos de repetición.
 
 
Qué pruebas se hacen cuando no se consigue un embarazo
Una vez que una mujer ha experimentado múltiples abortos involuntarios, está recomendado hacer una serie de pruebas para tratar de ayudar a determinar la causa de estas pérdidas.
 
  • Factores hormonales.
 

Para determinar cómo los factores hormonales pueden ser los causantes de los problemas de infertilidad, el médico recomendará medir los niveles de prolactina, el funcionamiento de la glándula tiroides y el nivel de progesterona. Si éstos fuesen anormales y se recomendará un tratamiento.

 
 
  • Factores estructurales.
 

La histerosalpingografía es una prueba que se realiza para evaluar la forma y el tamaño del útero y para descartar posibles cicatrices en el útero, la existencia de pólipos, fibromas o de una pared septal, que podrían afectar a la implantación.

Cuando se encuentra algún problema en el útero, se recomienda hacer una histeroscopía, que es una prueba para ver el interior del útero.

En algunas mujeres, los abortos se producen como consecuencia de que el músculo cervical no es lo suficientemente competente para mantenerse cerrado después del primer trimestre. Después de un aborto por esta causa, y cuando la mujer ya no está embarazada, se puede hacer un examen especial para comprobar si hay un cuello uterino incompetente.

 
 
  • Revestimiento uterino adecuado.
 

A partir del día 21 del ciclo, se realiza una biopsia endometrial para saber si el tejido está tiene el suficiente espesor para que el óvulo fertilizado se implante.

Cuando el endometrio no tiene el suficiente grosor para una implantación adecuada del embrión, se puede tratar con varias hormonas como el clomifeno, hCG o progesterona.

 
 
  • Causas cromosómicas.
 

Es difícil poder hacer pruebas cromosómicas en el tejido de un aborto involuntario, ya que es difícil conservar tejido para hacer estudios adecuados.

Si es necesario realizar un examen de cromosomas, se realizará un análisis de sangre tanto a la mujer como a su pareja para asegurar que no hay una translocación de genes que puede causar la pérdida del embarazo. La translocación consiste en que el número de genes es normal, pero se unen entre sí de manera anormal.

 
 
  • Causas inmunológicas.
 

Los exámenes de sangre para verificar si hay respuestas inmunológicas que pueden causar la pérdida del embarazo incluyen:

  • Anticuerpos antitiroideos son anticuerpos contra la tiroglobulina y la peroxidasa tiroidea.
  • Factor anticoagulante lúpico y anticuerpos anticardiolipina. Ambos parece que influyen en los mecanismos de coagulación de la sangre dentro de la placenta.
  • Factores de bloqueo de protección que son esenciales para proteger el embarazo de ser rechazado por el cuerpo de la madre.
 
 
Seguir leyendo:
 

6 Respuestas

  1. Keila 1 año ago
    • Raquel Pomares Raquel Pomares 1 año ago
  2. Eli 1 año ago
  3. Eli 1 año ago
  4. Eli 1 año ago
  5. Tania Martinez 8 meses ago

Añadir Comentario