¿Por qué se induce un parto?

El trabajo de parto solo debe ser inducido cuando el bebé corra más riesgos dentro del útero de la madre que fuera de él.

Aunque no es la situación más deseable, en ocasiones es necesario desencadenar el parto de forma artificial. parto-inducido-razones Existen varias razones por las que podría ser necesario inducir el parto, especialmente cuando hay preocupación por la salud de la madre o del bebé. Algunas de ellas son:

• Retraso.

Cuando han pasado más de dos semanas (semana 42) después de la fecha prevista de parto y no ha comenzado el trabajo de parto de forma natural, es necesario inducir el parto.

Después de la semana 42 de gestación existe el riesgo de una disminución gradual en el aporte de nutrientes de la placenta al bebé.

• Complicaciones.

Algunas condiciones como preeclampsia, problemas cardíacos, diabetes, diabetes gestacional, problemas en la placenta (desprendimiento) o en el líquido amniótico (niveles bajos o infección) hacen que sea arriesgado continuar con el embarazo y que sea necesario inducir el parto.

• Membranas rotas.

Si el saco amniótico se ha roto y contracciones no han comenzado por su cuenta en las siguientes 24 horas, el médico puede inducir el parto.

Crecimiento del bebé no está prosperando adecuadamente.

• Si el bebé está en peligro de no obtener suficientes nutrientes y el oxígeno de la placenta.

 

 

¿Cómo se induce el parto?

El parto puede ser inducido por los siguientes métodos:

Fármacos.

• Prostaglandina. Se aplica de forma tópica como supositorios o crema a través de la vagina.

• Oxitocina. El cuerpo produce de forma natural la hormona oxitocina que estimula las contracciones. La oxitocina se administra por medio de una vía intravenosa, y puede iniciar el trabajo de parto o acelerarlo si ya ha comenzado.

 

Rotura artificial de las membranas.

Cuando el saco amniótico se rompe se produce un aumento de la producción de prostaglandina, lo que acelera las contracciones. Mediante una especie de gancho delgado y de plástico se rompe las membranas justo dentro del cuello uterino, liberando un chorro de líquido amniótico a través de la vagina. Esto causa que la cabeza del bebé se mueva hacia abajo contra el cuello del útero, causando que las contracciones sean más fuerte.  

¿Cuáles son los riesgos de la inducción del parto?

Los riesgos incluyen:

• Si la fecha de probable de parto no es correcta, el bebé puede nacer antes de tiempo.

• La oxitocina puede hacer que las contracciones de parto sean muy fuerte y que disminuya la frecuencia cardíaca del bebé.

• Mayor riesgo de infección tanto para la madre como para el bebé.

• Problemas con el cordón umbilical.

• La inducción no funciona, y es necesaria una cesárea.

• Ruptura uterina que puede causa una hemorragia grave.

Parto inducido Seguir leyendo:

Añadir Comentario