Deshidratación en el embarazo

Deshidratación en el embarazo

¿Es importante estar bien hidratada durante el embarazo?

La respuesta es . Durante el embarazo es especialmente importante estar bien hidratada.
La deshidratación se produce cuando perdemos agua más rápidamente que la estamos tomando, y es un problema grave para la salud y el bienestar de las mujeres embarazadas.

¿Por qué es tan importante estar bien hidrata durante el embarazo?

Una mujer necesita más agua cuando está embarazada, ya que el agua juega un papel importante en el desarrollo saludable de su bebé.
  • El agua ayuda a formar la placenta. La placenta es muy importante en el desarrollo del bebé, ya que a través de ella puede conseguir los alimentos durante el embarazo.
  • El agua interviene en la formación del saco amniótico.

¿Cuáles son los síntomas de la deshidratación durante el embarazo?

  • Sobrecalentamiento. Estar bien hidratada es fundamental para regular el calor corporal, por lo que cuando una mujer embarazada no bebe la suficiente cantidad de agua es normal sea más propensa a sufrir sobrecalentamiento.
  • Orina más oscura. Un signo de estar bien hidratado es tener una orina de color clara, en cambio tener una orina de color más oscuro, es un signo de falta de hidratación.

 

¿Cómo afecta la deshidratación a las mujeres embarazadas?

La deshidratación durante el embarazo puede provocar algunas complicaciones que pueden ser graves. Algunos de ellos son:
  • defectos del tubo neural.
  • poco líquido amniótico.
  • baja producción de leche materna.
  • parto prematuro.

 

¿Cómo puedo prevenir la deshidratación durante el embarazo?

La forma de evitar los problemas de deshidratación durante el embarazo es intentando beber mucha agua. Se recomienda beber al menos 8-12 vasos al día.
Además de aumentar la ingesta de agua, también es recomendable:
  • Evitar los productos que contienen cafeína. La cafeína aumenta la producción de orina, lo que conduce a la deshidratación.
  • Evitar actividades que puedan conducir a un sobrecalentamiento y la deshidratación. Se aconseja evitar el ejercicio extenuante o pasar mucho tiempo en un ambiente caliente, sobre todo si no se acompaña de la ingesta de agua adecuada.
Seguir leyendo: 

Añadir Comentario