Consejos para comprar una miel de calidad

Lo que deberías saber antes de comprar miel en un supermercado

Seguro que siempre lo has visto con una alternativa natural a otros tipos de edulcorantes, y que puedes tomarla sin problemas.

Tenemos malas noticias, esto no siempre es así.

La mayoría de la miel que encontramos en los estantes de las tiendas de comestibles no es realmente miel.

¿Quieres saber en qué fijarte la próxima vez que tengas que comprar miel?

Consejos para comprar miel

Cómo se adultera la miel

La miel natural es costosa y difícil de cosechar.

Para abaratarla, algunos de los principales productores de miel, entre ellos China, utilizan prácticas poco recomendables para crear imitaciones más baratas y más estables. 

Uno de los procesos para modificar la miel es la ultrafiltración.

La ultrafiltración es un proceso que aumenta la vida útil de la miel y también hace que sea imposible conocer cuál es el país de origen.

Además, también elimina el polen que contiene la miel pura, y que es beneficioso para la salud.

Otras formas de modificar la miel es con la incorporación de antibióticos ilegales, como el cloranfenicol. Se trata de un antibiótico de amplio espectro que se ha relacionado con el cáncer y con el posible desarrollo de anemia aplásica.

La miel ultrafiltrada también se puede diluir mezclándola con agua o jarabe de maíz de alto en fructosa, lo que disminuye los beneficios naturales de la miel. La miel pura tiene una propiedad antibiótica natural y contiene antioxidantes.

La miel adulterada no contendrá ninguno de estos beneficios para la salud.

Lo que tienes que saber al comprar miel

Existe poca regulación al respecto, pero te damos algunos consejos que pueden serte útiles la próxima vez que vayas a comprar miel.

  • Lo primero que debes hacer es revisar la etiqueta del envase de la miel, buscar la lista de ingredientes y comprueba que no tenga ningún tipo de aditivos como puede ser el jarabe de maíz de alta cantidad de fructosa o glucosa.
  • Evita el término “ultrafiltrado”. Esto significa que la fuente original de la miel no es rastreable.
  • No te dejes engañar por la publicidad de “miel pura”. No es una descripción significativa, y no previene contra un producto adulterado.
  • No te fies de los productos baratos. Producir miel es un proceso que requiere mucho tiempo y recursos, por lo que esto se tiene que ver reflejado en el coste del producto.

 

Lecturas relacionadas:

Añadir Comentario