Cansancio y cáncer de próstata

Sentirse cansado es un efecto secundario muy común del cáncer de próstata y sus tratamientos

Cuando se está recibiendo tratamiento para el cáncer de próstata, el cuerpo está tratando con una enorme cantidad de cambios físicos y problemas. Cualquiera de ellos por sí mismo, y todos ellos en conjuntos, pueden causar cansancio. Este cansancio puede ser más o menos agudo llegando incluso hasta el agotamiento, lo que dificulta que el paciente pueda llevar a cabo sus actividades diarias. La fatiga puede mejorar después de acabar el tratamiento, pero en algunos casos puede durar más tiempo.

Cansancio y cáncer de próstata

La fatiga o cansancio puede ser mental o física. Con la fatiga física, el paciente siente su cuerpo desgastado, que no tiene energía para realizar ningún tipo de actividad. Con la fatiga mental, el paciente tiene sentimientos de estrés y preocupación, puede que le sea difícil concentrarse o recordar cosas. Además de la sensación de falta de energía, el agotamiento también puede afectar a los niveles de energía, a la motivación, a la capacidad de concentración, las emociones y el deseo sexual.

Cansancio y cáncer de próstata

¿Qué provoca la fatiga?

  • El propio cáncer. La fatiga puede ser uno de los primeros síntomas de cáncer.
  • El tratamiento. Además de los tratamientos, los efectos secundarios de los tratamientos también pueden empeorar la fatiga, como el caso de la anemia.
  • Otros problemas de salud como diabetes o sobrepeso.
 

¿Qué se puede hacer para evitar o reducir el cansancio?

Puede ser útil:

  • Descansar el mayor tiempo posible

Debe ordenar sus rutinas diarias, aprendiendo a priorizar las tareas importantes para de este modo conseguir el tiempo que necesita para descansar.

  • Realizar algún tipo de actividad física suave

Caminar o nadar, puede ayudar a reducir el cansancio. El ejercicio regular aumentará el nivel de energía y reducirá el estrés.

  • Buena alimentación
  • Dormir lo suficiente
  • Terapias alternativas

Algunas investigaciones han demostrado que en ocasiones algunas terapias alternativas puede ayudar a las personas con cáncer a manejar mejor el cansancio. Entre estas terapias destaca la acupuntura, el control de la respiración, la relajación muscular, los masajes, el yoga y la meditación.

  • Programar tiempo para la diversión

Leer un libro, escuchar música o disfrutar de un hobby pueden ayudar a relajarse.

 
 

Seguir leyendo:

Añadir Comentario