Vivienda e innovación

Dados lo precios de la vivienda y su evolución expansiva, las únicas esperanzas de reducir costes quizás estén puestas en los avances tecnológicos. La nanotecnología y los nuevos materiales pueden representar un paso potencial muy importante para la actividad constructora en general, aunque todo apunta que faltan todavía años para cosechar resultados en la práctica de estos avances.

Domótica y vivienda

Algunos de estas innovaciones, como la domótica, vienen a incrementar más la inversión adicional. Bien es cierto que un sistema domótico extraordinariamente útil y atractivo puede obtenerse hoy por precios que van desde los 700 y 1.800 euros. La domótica o la automatización del hogar, dota a la vivienda de tecnología electrónica capaz de gestionar su seguridad y confort. En algunos casos el ahorro energético, ayuda a las discapacidades… vienen a reafirmar el ahorro o las indiscutibles ventajas de estos avances.

Estos temas están siendo tratados en el Salón Inmobiliario de Andalucía con la primera Jornada sobre ‘Domótica e inmótica: Gestión y control inteligente’ en el que se ha comprobado que la domótica en el hogar es ya una innovación con una muy creciente presencia en el mercado.


Nanotecnología y vivienda

Este mismo año se celebrará en Bilbao uno de los más importantes congresos sobre nanotecnología y construcción. Habrá que esperar lo que digan los expertos sobre los avances reales de este prometedor campo. Pero es aquí donde se centran un gran número de esperanzas que pueden llevar a cabo una auténtica revolución en este sector. Pinturas anti-manchas, autoreparaciones en paredes son pequeñas realidades que se van abriendo paso a través de los nuevos materiales: nanopartículas, polímeros…

Pero es a medio y largo plazo donde están basadas las mayores expectativas: nuevos materiales con propiedades muy interesantes, energías alternativas y renovables, entre otras pueden llevar a este sector la necesidad de “reconstruir nuestro hogares de nuevo”. Aceros, pinturas, suelos, electrónica, etc.

Mientras tanto, en espera de la innovación y los avances, los precios de la vivienda no se dan ningún respiro.

Enlaces: