Por qué no deberías tomar bebidas energéticas

Todo lo que deberías saber antes de tomar una bebida energéticas

En los últimos años, el consumo de bebidas energéticas ha aumentado significativamente, sobre todo entre los más jóvenes.

El uso de este tipo de bebidas pretende mejorar el rendimiento, la concentración y la resistencia, pero a pesar de lo que mucha gente piensa, lo que principalmente aportan estas bebidas es una gran cantidad de cafeína.

Su uso puede perjudicar seriamente la salud, sobre todo si se combina con alcohol, y te contamos por qué.

Bebidas energizantes y salud

Qué contiene estas bebidas

Los principales constituyentes activos de las bebidas energéticas son:

  • Cantidades variables de cafeína

La cafeína es la responsable del “chute energético”. 

Una lata de bebida energética puede contener hasta 300 mg de cafeína, lo que equivaldría a aproximadamente a 4 tazas de café filtrado, 2 cafés expresos, 4 latas de cola o 6 tazas de té.

  • Extracto de guaraná

El guaraná es un extracto de planta que contiene cafeína, teobromina y teofilina en diferentes cantidades.

El contenido de cafeína que aporta el guaraná a las bebidas energéticas (40-80 mg por gramo de extracto) no siempre se declara en embalaje, y es adicional al contenido de cafeína que aparece en la etiqueta nutricional de la lata.

Por lo tanto, la dosis de cafeína puede ser más alta.

  • Taurina

Es un aminoácido que se encuentra en muchas bebidas energéticas, pero que también podemos consumirlo naturalmente a través de alimentos como el pescado o la carne. 

La taurina se encuentra en altas concentraciones en músculos, cerebro, corazón y sangre.

Modula la contracción del músculo y participa en la contracción cardíaca.

  • Ginseng

Es un extracto de hierbas, famoso porque supuestamente tiene propiedades estimulantes y afrodisíacas.

El ginseng puede tener múltiples e importantes interacciones con algunos medicamentos, por lo que es algo que hay que tener en cuenta.

 

Cada vez más casos de toxicidad por sobredosis de cafeína

No es recomendable exceder los 300 mg de cafeína diarios, y si se toman dos latas de 500 ml de cualquier bebida energética, esta cantidad se supera con creces.

Para que la cafeína tenga un efecto letal es necesario consumir 192 mg de cafeína por kilogramo de peso corporal, una cantidad difícilmente alcanzable.

Jóvenes adultos y adolescentes son particularmente atraídos por las bebidas energéticas debido a la magníficas campañas de marketing de estos productos, sin tener conocimiento de sus potenciales efectos nocivos.

 

Riesgos asociados al consumo de bebidas energéticas

Hay dos preocupaciones importantes a tener en cuenta con el consumo de este tipo de bebidas.

  • Mucho cuidado al mezclar bebidas energéticas con alcohol

El alcohol es un sedante y las bebidas energéticas son estimulantes.

Tomarlos juntos hace que sus efectos se contrarresten, así los efectos estimulantes de las bebidas energéticas contrarrestan los efectos del alcohol, y hacen más probable que se tengas más conductas de riesgo, como conducir bajo los efectos del alcohol.

Muy importante: La mezcla de alcohol y bebidas energéticas aumentan el daño cerebral en adolescentes y sus visitas al hospital.

 

  • Evitar el uso excesivo

Es importante revisar cuánta cafeína hay por cada envase en la bebida energética que se está bebiendo, y tener en cuenta cuál es la tolerancia personal de cada uno a la cafeína. 

 

Por qué son perjudiciales para la salud

Reacciones adversas y toxicidad de bebidas de alta energía se derivan principalmente de su contenido en cafeína.

Entre los efectos en la salud que tienen las bebidas energizantes, que suelen aparecen entre 2 y 8 horas después de su consumo y dependiendo de la susceptibilidad de cada persona, destaca:

  • Intoxicación
  • Enrojecimiento de la cara
  • Dolor de cabeza
  • Pupilas dilatadas
  • Agitación psicomotora
  • Hipertensión arterial
  • Taquicardias
  • Hiperactividad
  • Nerviosismo
  • Vómitos

Para menores de 18 años, mujeres embarazadas, personas con sensibilidad a la cafeína, personas que no consumen cafeína regularmente y personas que toman ciertos medicamentos podría ser potencialmente peligroso.

 

Lecturas relacionadas: