10 remedios naturales para el dolor en las articulaciones

Remedios caseros para aliviar el dolor articular

El dolor articular, o dolor en las articulaciones, puede aparecer por numerosas causas. De entre las más comunes, podemos destacar:

  • la osteoartritis
  • la artritis reumatoide
  • la gota
  • la bursitis
  • tendinitis
  • esguinces y demás tipos de lesiones que afectan a los ligamentos, tendones y bursas, que rodean a la articulación. 

Puede ocurrir en cualquier lugar del cuerpo aunque es en las rodillas, los hombros y las caderas donde es más habitual que aparezca.

dolor en las articulaciones

El dolor articular severo se necesitará un diagnóstico y tratamiento adecuado. En caso de ser un dolor articular moderado, podemos tratar el dolor articular con la ayuda de remedios caseros y naturales como los que te contamos a continuación:

10 remedios naturales para el dolor en las articulaciones

  • 1. Masaje

El masaje terapéutico ayuda a aliviar el dolor articular mejorando la circulación y calmando la inflamación. De hecho varios estudios indican que el masaje regular puede ayudar a mejorar el dolor, la rigidez y el movimiento en la articulación afectada.

Para masajear la zona afectada, podemos utilizar aceite caliente de coco, oliva, mostaza o ajo, aplicándolo sobre la zona afectada y presionando con suavidad mientras hacemos el masaje.

  • 2. Compresas calientes y frías

Alternando compresas de calor y frío también podemos aliviar el dolor articular. El tratamiento con calor ayuda a disminuir el dolor, mejorar la circulación y relajar los músculos y articulaciones de la zona. El tratamiento con frío ayuda  reducir la inflamación y adormece la zona alrededor de la articulación afectada.

    • Enrollar ambas compresas en toallas separadas antes de utilizarlas (no deben aplicarse directamente sobre la piel). 
    • Colocar la compresa caliente sobre la zona afectada durante unos 3 minutos.
    • Retirar la compresa caliente e inmediatamente colocar la compresa fría en su lugar durante 1 minuto.
    • Repetir el proceso durante 15-20 minutos varias veces al día.
Nota: No utilizar terapia de calor si la zona afectada está caliente, roja o irritada. Tampoco utilizar terapia de frío en caso de tener problemas circulatorios.
  • 3. Fenogreco

El fenogreco es un remedio casero popular ideal para aliviar el dolor articular gracias a sus propiedades antioxidantes y anti-inflamatorias. Es particularmente beneficiosa para aquellas personas que sufren de artritis.

  • Tomar una cucharada pequeña de semillas de fenogreco en polvo, acompañado de un vaso de agua tibia. Hacer esto diariamente por las mañanas hasta conseguir resultados positivos.
  • También podemos poner a remojo las semillas de fenogreco enteras por la noche,  y comerlas al día siguiente por la mañana. 

  • 4. Cúrcuma

La cúrcuma es un remedio ayurvédico excelente para el dolor articular. Contiene un ingrediente activo llamado curcumina que tiene propiedades anti-inflamatorias y antioxidantes.

En un estudio publicado en 2009, se observó que la curcumina era igual de efectiva que el ibuprofeno en aliviar el dolor articular de pacientes que sufrían de osteoartritis en las rodillas.

  • Mezclar una cucharada pequeña de cúrcuma en polvo y un poco de miel en un vaso de leche caliente. Beber diariamente esta mezcla durante varios días para que haga efecto.
  • Otra opción es tomar capsulas de 250 mg y 500 mg de cúrcuma, 3 veces al día hasta que quedemos satisfechos con los resultados.
Nota: La cúrcuma puede interferir con ciertos medicamentos (por ejemplo anticoagulantes) y puede empeorar algunos problemas de la vesícula biliar, por eso es recomendable consultar al doctor antes de tomar este remedio de forma regular. 
  • 5. Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana ayuda a aliviar el dolor articular eliminando la acumulación de toxinas en las articulaciones y tejidos conectivos.
Debido a su efecto alcalinizante, es particularmente beneficiosa para las personas que sufren de artritis. Además es rica en minerales como el magnesio, calcio, potasio y fósforo.

  • Mezclar 1-3 cucharadas pequeñas de vinagre de sidra de manzana orgánico, con un poco de miel en un vaso de agua caliente. Beber la solución 2-3 veces al día (preferiblemente antes de las comidas). Podemos continuar tomando este remedio de forma recular ya que, ademas de ayudar a aliviar el dolor articular, es bueno para nuestra salud general.
  • También podemos mezclar una cucharada de vinagre de sidra de manzana con otra de aceite de oliva y masajear la zona afectada. 
  • 6. Cayena

La cayena contiene un compuesto llamado capsaicina que contiene propiedades analgésicas naturales (alivia el dolor).

Cayena
  • Calentar (no demasiado) medio vaso de aceite de coco. Añadir 2 cucharadas de cayena en polvo. Aplicar sobre la zona afecta y dejar reposar durante 20 minutos antes de enjuagar. Hacer esto varias veces al día hasta conseguir aliviar el dolor. 
  • También podemos utilizar crema de capsaicina aplicándola directamente sobre la zona afectada diariamente. 
Nota: La cayena puede provocar una sensación de quemazón. No aplicar directamente sobre heridas abiertas de la piel.

  • 7. Sal Epsom

Los baños de sal de epsom facilitan la absorción de magnesio a través de la piel. El dolor articular a menudo es asociado con niveles bajos de magnesio en el organismo. Además el magnesio ayuda a reducir la inflamación y ayuda a desintoxicar las células.

  • Mezclar dos vasos de sal de epsom en una bañera con agua caliente.
  • Sumergir nuestro cuerpo o zona afectada en el agua durante al menos 20 minutos.
  • Repetir el proceso 3 veces a la semana hasta notar el alivio en el dolor articular.
  • 8. Ajo

El ajo es beneficioso para aquellas personas que sufren de artritis y dolor articular gracias a su alto contenido de selenio y sulfuro. El sulfuro ayuda a aliviar el dolor articular y la inflamación, y el selenio tiene propiedades antireumáticas. Cabe añadir que los pacientes con artritis suelen tener niveles bajos de selenio en la sangre.

  • Incorporar el ajo a nuestra dieta (ya sea en crudo o cocinado). Podemos tomar 2-3 dientes de ajo diariamente sin miedo a que aparezcan posibles efectos secundarios. Si el sabor o el olor del ajo es un problema, podemos considerar tomar el ajo en forma de suplementos.
  • También podemos freír dos dientes de ajo en dos cucharadas de aceite de mostaza o sésamo. Cuando los dientes de ajo se vuelvan negros, apagaremos el fuego y colaremos el contenido para quedarnos con el aceite. Dejar que el aceite se enfríe un poco y utilizarlo para masajear la zona afectada. Dejar que la mezcla haga efecto durante al menos 3 horas antes de enjuagarlo con agua. Hacer dos veces al día para notar la mejora. 
  • 9. Jengibre

El jengibre es un remedio natural excelente para el dolor muscular y articular, gracias a sus propiedades anti-inflamatorias.

  • Beber té de jengibre, o incorporar el jengibre fresco o en polvo a nuestra dieta diaria. Para preparar el té de jengibre, debemos cortar un trozo pequeño de la raíz del jengibre y hervir el trozo en un vaso de agua durante 10 minutos. Para mejorar el sabor podemos añadir miel a la mezcla.
  • Otra opción es la de mezclar mismas cantidades de jengibre, cúrcuma y fenogreco en polvo. Tomar una cucharada pequeña de esta mezcla diariamente por las mañanas y por las tardes hasta quedar satisfechos con los resultados.
  • 10. Salmón (omega-3)

Los ácidos grasos omega-3 son necesarios para una salud optima además de ayudar a reducir la inflamación notablemente. El pescado graso, como el salmón, la caballa. el atún o las sardinas, son ricos en ácidos grasos omega-3, los cuales ayudan a reducir la inflamación notablemente.

  • Para poder notar los beneficios es necesario consumir este tipo de pescado un mínimo de 2-3 veces por semana.
  • También podemos tomarlo en forma de suplementos ricos en omega-3 para reducir el dolor articular y posible sensación de rigidez.
 
Lecturas relacionadas:

One Response

  1. Yorka pargas naranjo 6 años ago

Añadir Comentario