10 propiedades saludables del Ajo

El ajo, o allium sativum  es un alimento humilde que se utiliza a menudo en la cocina para dar sabor a nuestros platos. A parte de su sabor característico, tiene propiedades saludables altamente beneficiosas para nuestro organismo.  

ajo propiedades

El compuesto medicinal clave del ajo es la alicina, que tiene propiedades antioxidantes, antibacterianas, antivirales y antifúngicas. Además está repleto de vitaminas B1, B6 y C así como de nutrientes como el calcio manganeso, cobre, selenio…

 

Aquí tenéis 10 propiedades saludables del ajo:

 

1.- Mejora la salud del corazón

El ajo mejora la circulación sanguínea y reduce el colesterol ayudando a retardar el endurecimiento de las arterias, lo cual aumenta el riesgo de sufrir un ataque al corazón o un derrame cerebral . 

Para mejorar la salud cardiovascular y prevenir posibles enfermedades del corazón , es recomendable tomar 1-2 dientes de ajo machacados, diariamente por las mañanas.

 

También podemos tomarlo en forma de suplemento (después de haber consultado con el médico). 

 

2.- Controla la hipertensión

Estudios llevados a cabo sobre el tema, han demostrado que el ajo también reduce la presión arterial alta (especialmente la presión arterial sistólica).

El ajo actúa como un vasodilatador que ayuda a ampliar los vasos sanguíneos , facilitando y mejorando la circulación de nuestra sangre. 

Por tanto, para mejorar nuestra presión arterial y circulación de la sangre en general, es recomendable tomar 1-2 dientes de ajo crudo por las mañanas con el estómago vacío. 

También podemos tomarlo en forma de suplemento (después de haber consultado con el médico).

 

3. Reduce el dolor causado por la artritis 

Se ha demostrado que el ajo disminuye el dolor articular en las personas con artritis reumatoide.

Sus propiedades antioxidantes y anti-inflamatorias ayudan a reducir la inflamación asociada a diversas formas de artritis. También contiene un compuesto llamado disulfuro de dialilo que ayuda a reducir el número de enzimas dañinas del cartílago. 

Para aliviar el dolor de articulaciones inflamadas y otros síntomas propios de la artritis, es recomendable incluir el consumo de ajo a nuestra dieta.

Siempre es preferible tomar el ajo con el estómago vacío.

 

4. Aumenta nuestra inmunidad

El ajo es una rica fuente de vitaminas C y B6, y de minerales (como el selenio y el manganeso ) los cuales ayudan a estimular nuestro sistema inmunológico. También mejora la absorción de minerales. 

También tiene propiedades antioxidantes y antimicrobianas que fortalecen las defensas del organismo y combaten las infecciones.

 

5.- Trata la tos y el resfriado

El ajo tiene propiedades antibacterianas, antibióticas y antivirales, que le convierten en un excelente remedio para la tos y el resfriado. 

Es altamente beneficioso en el tratamiento de enfermedades respiratorias (tales como el asma y la bronquitis) y promueve la expectoración con la tos , por lo que es insustituible para las personas con bronquitis crónica .

Además de en crudo, podemos tomar suplementos de forma regular para reducir el riesgo y la frecuencia de infecciones respiratorias.

dientes ajo

 

6.- Combate las infecciones de hongos

El ajo tiene propiedades antifúngicas que ayudan a combatir las infecciones de hongos que causan pie de atleta, tiña, etc.

 También ayuda a combatir la candidiasis.

  • Podemos aplicar gel o aceite de ajo sobre las zonas afectadas de la piel. Si se trata de candidiasis oral, aplicar la pasta igualmente sobre las zonas afectadas de la boca.
  • También es recomendable incluir el ajo fresco a nuestra dieta (preferiblemente crudo)

 

7.- Remedio contra las alergias

Sus propiedades anti-virales y anti-inflamatorias ayudan al cuerpo a combatir distintos tipos de alergias (así como combatir posibles inflamaciones respiratorias). 

Es altamente recomendable tomar un suplemento diario durante la época de alergias. 

 

8.- Previene, alivia y cura el dolor de muelas

El ajo es también efectivo en aliviar o reducir el dolor de muelas (gracias a tus propiedades analgésicas y anti-bacterianas). 

Solo tenemos que introducir un diente (o aceite) de ajo  directamente sobre la zona afectada y en los alrededores de la encía para un alivio inmediato.

Importante tener en cuenta que puede irritar las encías de modo que tampoco debemos aplicar el remedio en exceso. 

 

9.-  Mejora y ayuda a la digestión

El ajo regula el funcionamiento del estómago promoviendo así la correcta digestión. También estimula las membranas del estómago para producir zumos gástricos que también contribuyen a mejorar la digestión. 

También ayuda al hígado a liberar toxinas del cuerpo. No es recomendable tomarlo en exceso pues podría irritar el tracto digestivo y provocar acidez.

 

10.- Inhibe y previene el cáncer

El ajo ayuda a prevenir el cáncer (en especial el de estómago y de pulmón), previene el crecimiento de ciertos tipos de tumores y reduce el tamaño de otros.  El alilo de azufre que contiene en su interior puede enlentecer el progreso del crecimiento de células cancerosas. 

El consumo regular de ajo, por tanto, es importate para aquellas personas que quieran reducir el riesgo de varios tipos de cancer. 

Los suplementos no parecen tener las mismas propiedades que el alimento crudo. Por tanto es recomendable, siempre que se pueda, que lo tomemos de forma natural y no en forma de suplemento. 

Seguir leyendo: