Casas integradas en el paisaje

Una pequeña casa rural integrada en su entorno paisajístico y con muy bajo impacto en el medio natural que además la puedes hacer tú mismo si eres un manitas del bricolaje. Es la filosofía con la que Simón construyó una pequeña casa en Gales con la ayuda de su suegro.

Explica en Internet el paso a paso (A Low Impact Woodland) para construir una deliciosa y camuflada choza que en su interior adquiere las dimensiones de vivienda, sin perder su encanto rústico y natural. Su coste no es excesivo: 1000-1500 horas de trabajo y unas 3.000 libras esterlinas (unos 4.300 euros).

Casas construidas respetando el medio natural

Lo más sobresaliente de este tipo de iniciativas es que es que son construidas con la máxima consideración, respeto y sensibilidad hacia el entorno natural en el que se integran. Algo que debería hacerse en el medio rural como norma.

Este tipo de construcionnes permiten además difrutar en mayor medida de la naturaleza, así como de la experiencia de ser tu propio arquitecto, apartándose de los estándares de la construcción moderna y volviendo a la sabiduría de los materiales tradicionales. El autor comenta que contruir con materiales naturales “elimina beneficios de constructores y el cocktail de venenos cancerígenos que llenan la mayoría de los edificios modernos”.

Algunos consejos generales para construir tu propia vivienda en el campo (o en un entorno natural o rural):

1. Averigua los materiales empleados en la zona en particular. El clima, la temperatura, las condiciones de humedad, animales, plantas, etc. propician la conveniencia de utilizar unos materiales sobre otros.
2. Busca ayuda y asesoramiento de personas que hayan construido su propia vivienda en la zona; esto te puede ahorrar tiempo, dinero y contratiempos.
3. Asegúrate que cumple con la normativa existente en materia de edificación y concesión de permisos, licencias, etc.
4. Haz una planificación temporal de la obra y del tiempo que dispones para llevarla a cabo.
5. Evalúa la compatibilidad de la edificación con la introducción de aquellas comodidades que desees introducir en este tipo de casas.
6. Sé respetuoso con el entorno a la hora de llevar a cabo la construcción, eliminando desechos y sin alterar el propio medio.

El diseño y construcción de una casa integrada en el paisaje

La experiencia de Simón pone de relieve que lo natural no tiene porqué estar reñido con la comodidad. Su casa tiene una serie de características muy interesantes con vista a la “autoconstrucción”:

  • Enterrada al lado de una colina, para lograr un bajo impacto visual.
  • Utliza la piedra y el barro de las excavaciones para las paredes y la base.
  • Madera de roble y ramas de un bosque cercano, utilizadas ampliamente como material constructivo.
  • Estructura de vigas para el techo estéticamente muy originales y -según Simón- fáciles de construir.
  • Paja en el suelo, paredes y techo como aislante y de fácil construcción.
  • Una capa de plástico y techo de barro para bajo impacto y facilidad de instalación.
  • Yeso de cal en las paredes: respirable y utiliza poca energía comparada con hormigón.
  • Madera reciclada para paredes y accesorios.
  • Fuego de madera para la calefacción de la casa.
  • Nevera por aire subterraneo.
  • Luz natural con entradas desde del techo.
  • Paneles solares para luz, música e informática.
  • Suministro de agua de una fuente cercana.
  • Aseo ecológico.
  • Agua de la lluvia del techo de la casa recogida en una laguna y aprovechada para su uso en el jardín.

Para más detalles, numerosas fotos, etc. Ver: A Low Impact Woodland

Temas relacionados con Casas integradas en el paisaje

Añadir Comentario