Fotoprotección

Sol y Piel… Fotoprotectores

Parte de la población es consciente de los riesgos, que supone la excesiva exposición a la luz solar: envejecimiento cutáneo, manchas en la piel, cáncer de piel… Son alteraciones, que se pueden asociar a la sobreexposición al sol y que van más allá de las quemaduras solares. Es necesario protegerse del sol.


Tipos de Piel

  • Fototipo 1: piel muy clara, ojos azules, pecas, casi albinos.

  • Fototipo 2: piel clara, ojos azules o claros, pelo rubio o pelirrojo.
  • Fototipo 3: piel blanca, caucasiana, ojos y pelo castaños.
  • Fototipo 4: piel mediterránea, pelo y ojos oscuros.
  • Fototipo 5: Tipo de Piel morena, la American Indian Sur, indostánicos, gitanos.
  • Fototipo 6: piel negra.
 


Tipos de Radiaciones

Según la longitud de onda, se distinguen tres zonas de radiaciones ultravioletas:

  • UVB: son muy energéticas y responsables del eritema.

    Penetran a nivel epidérmico y provocan el bronceado de la piel. Entre 280 y 320 nm. (longitud de onda)

  • UVA: entre el 30% y 50% de estos rayos llegan a niveles profundos de la dermis y son más perjudiciales, que los UVB, porque tienen menor energía. Son los responsables del envejecimiento de la piel y del melanoma. Entre 320 y 400 nm. 
  • UVC: no llegan a la superficie de la tierra. Son muy peligrosas, para el hombre y las absorbe la capa de ozono de la atmósfera. Entre 200 y 280 nm. 
 


Radiación Solar

 
La radiación solar es el conjunto de radiaciones electromagnéticas emitidas por el sol.

La atmósfera terrestre filtra estas radiaciones. Nosotros recibimos el espectro solar compuesto por rayos de diferente longitud. Son los rayos ultravioleta (A, B, C). La luz visible tiene una longitud de onda intermedia y los de mayor longitud son los rayos infrarrojos (IR).

Estos rayos solares penetran profundamente en al piel, aunque la readiación ultravioleta es la más pequeña es la responsable del 99% del daño solar. Los rayos UVA producen pigmentación inmediata y están relacionados con el envejecimiento cutáneo y la aparición de lesiones cancerosas. Los rayos UVB tiene más capacidad de provocar envejecimiento en la piel (eritema).
 

¿Qué son los Fotoprotectores?

 
Están diseñados para protegernos de la piel, sobre todo de los rayos ultravioletas A y B. Son los más lesivos. Un fotoprotector se compone de un vehículo (crema, leche, gel…) en el que se incorporan filtros solares físicos, químicos o biológicos y se le puede añadir agentes reparadores y antioxidantes. La eficacia del fotoprotector depende de las características de sus componentes y de la capacidad de defensa de sus filtros y su concentración.


 
Factor de Protección Solar
  • Tipo de protector: FPS
  • Bajo: 6 FP
  • Medio: 10 FP
  • Alto: 15 -20 FP FP – 25 FP
  • Muy Alto: 30 FF – 50 FP – 50  FP
La eficacia del fotoprotector debe de ir indicada en el etiquetado. En cuanto a la resistencia al gua de un fotoprotector, se puede decir que su formulación “water resistant” es aquella, que no pierde su capacidad protectora tras 40 minutos de inmersión en agua mientras, que “waterproof” es la que no pierde su capacidad protectora tras 80 minutos de inmersión. Se aconseja repetir la aplicación del fotoprotector tras el baño.


Cómo elegir un Fotoprotector

Es mejor pedir consejo siempre a un profesional. Tener en cuenta a la persona a la que se le va a recomendar. Un niño o una persona con alta sensibilidad al sol necesitan uno con factor de protección más alto, que un adulto con la piel resistente al sol. La capacidad de soportar la luz del sol por la piel, viene determinada por su grado de pigmentación y se conoce como fototipo



Existen 6 fototipos. Los más bajos corresponden a pieles pálidas y los más altos a pieles pigmentadas. Las pieles de fototipo bajo necesitan mayor factor de protección. Hay que considerar la zona donde se va a aplicar el fotoprotector: cara, calva, cuerpo… Para el cuerpo utilizamos una formulación más fluida y para la cara una más densa. Para las pieles grasas o acnéicas utilizaremos un fotoprotector en emulsión o gel libre de grasa.



Fotoprotección oral

Existen suplementos orales, para reforzar la protección solar en caso de pieles con sensibilidad aumentada al sol, proporcionando así un bronceado más atractivo y duradero. Estos preparados llevan carotenoides (betacaroteno) aumenta ligeramente la tolerancia al sol y protegen del eritema actínico. Betacaroteno de zanahoria o de alga dunaliella y el té verde, reducen el eritema provocado por los rayos UVB, debido a su alto contenido en polifenoles. Éstos hacen de antioxidantes y antiinflamatorio. El consumo de los suplementos orales no sustituye los fotoprotectores.



CONSEJOS

  • Se debe usar un fotoprotector adecuado para cada zona del cuerpo. En las primeras exposiciones al sol, aplicar un factor de protección elevado. Nunca se debe empezar la temporada de sol con un indice de protección menor de 15 FP. Cuando se trata de pieles muy claras: niños, embarazadas, grupos de riesgo, anterior tratamiento de Láser, deportes acuáticos o de montaña… se ha de aumentar el factor de protección. 
  • Cuando vaya a tomar el sol, deberá aplicar el fotoprotector con la piel limpia, seca y siempre con 1/2 h. de antelación a la exposición solar. La cantidad de fotoprotector debe ser generosa. Se debe renovar la aplicación cada dos horas y después de cada baño.
  • También existen fotoprotectores labiales y para los ojos específicos. Es recomendable utilizar gafas de sol con cristales, que filtran los rayos ultravioletas.
  • No es recomendable, que los niños menores de 3 años, tomen el sol. Es mejor mantenerlos bajo la sombrilla, que exponerlos directamente a los rayos del sol. Se debe ir a la playa cuando el sol sea menos agresivo, como pronto por la mañana o a partir de media tarde.
  • Es aconsejable darse una ducha con agua dulce, tras la exposición solar y el baño de mar. Luego es importante hidratarse abundantemente el cuerpo, la cara y el pelo.
  • Ah!!! No intente broncearse llevando maquillaje o perfume, porque se hacen manchas en la piel. 
  • Es muy bueno beber licuados de zanahoria o zumo de zanahoria, porque a demás de acelerar el bronceado, tiene muchos beneficios: aumenta el sistema inmunológico, es bueno para el acné, ayuda a limpiar el hígado, lucha contra la bronquitis, ayuda a estabilizar el azúcar en sangre, mejora la calidad de leche materna y mejora la visión.



Alimentos aliados con la exposición al sol

  • Agua: equilibra la hidratación, evita las manchas. Beber 2 litros/día.
  • Betacarotenos: zumo de naranja y zanahoria recién exprimido, aceleran el bronceado.
  • Vitamina C: potencia el colágeno, se encuentra en los cítricos, fresas, kiwis, etc…
  • Vitamina E: protege las células de la exposición al sol. Ingesta aceite de oliva y aceite de semilla. 
 
 
Autobronceadores: ¡Pongase moreno sin sol!
 
Es aconsejable hacer una exfoliación en cuerpo y cara. Elija un autobronceador de un tono beig (ni naranja ni rosa). Aplíquelo por partes extendiéndolo bien. Primero una pierna, luego otra. Luego la barriga… y así sucesivamente por todo el cuerpo. Cuidado con las rodillas, empeines, manos y codos, porque coge mucho más el color. Se debe aplicar más difuminado, porque siempre sube de tono. No olvide ponérselo en la parte de atrás del cuerpo. No se vista hasta que la crema se haya secado del todo. También se puede poner en la cara, escote, el cuello, labios, contorno de ojos, orejas, pero poca cantidad y muy bien esparcido. El color sigue subiendo entre las 12h. y 24h. siguientes. 


After Sun casero de Melón y Aloe Vera

Debe hidratar la piel después de tomar el sol. Licue un melón maduro, hasta obtener una pasta homogénea  Extraiga la gelatina de una hoja fresca de Aloe Vera y mézclelo bien con el melón. Se esparce por el cuerpo y el rostro, después de tomar el sol, masajeándolo. Da una sensación de frescor muy agradable. Tiene un efecto calmante e hidrata mucho la piel.

Mariló Martínez
Salón de Belleza Marán


Enlaces relacionados con Fotoprotectores:

4 Respuestas

  1. Selena 3 años ago
  2. Teresa 3 años ago

Añadir Comentario