Importancia de la alimentación en la salud mental de los adolescentes

Según los resultados de una investigación llevada a cabo por científicos australianos, los adolescentes que consumen gran cantidad de fruta y vegetales tienen menos problemas de salud mental y los que recurren a la comida basura, mas.

importancia-de-la-alimentacion-en-la-salud-mental-de-los-adolescentes

 

El estudio realizado por investigadores del Telethon Institute for Child Health Research, en Perth, en el que participaron más de 1.600 jóvenes australianos de 14 años de edad, se basó en registros alimentarios y listas de control de comportamiento; los resultados sugieren la existencia de una relación entre las dietas de estilo occidental y los problemas de salud mental de los adolescentes.

Los adolescentes forman parte del Raine Cohort Study (estudo de cohorte Raine) un proyecto de investigación en curso que se inició en 1989 hasta 1991.

2.900 madres se inscribieron durante su período de embarazo y, durante los últimos 18 años, ellas y sus hijos han seguido participando en el proyecto, proporcionando a los científicos información sobre su entorno, desarrollo y salud.

Esta información se ha convertido en un recurso único y valioso que permite a los científicos investigar un amplio abanico de áreas de la salud. Según la autora de este último estudio, la Dra. Wendy Oddy, su análisis indica la existencia de una asociación entre unos niveles más elevados de problemas emocionales y de comportamiento y una dieta más orientada al estilo occidental, rica en comidas para llevar, carnes rojas, productos de confitería, refrescos, pan blanco y cereales sin refinar.

La Dra. Oddy, líder de los estudios en Nutrición del Instituto, afirma que sus resultados también indican que estos problemas eran menos frecuentes en adolescentes con un estilo de alimentación más saludable, concretamente los que tomaban más fruta y vegetales; y añade que esto sugiere que mejorar su dieta en general podría reducir los elevados índices de problemas de salud mental entre la gente joven.

Para el estudio se evaluó el consumo de alimentos de los participantes mediante un cuestionario de frecuencia alimentaria de 212 elementos y se utilizó la Child Behaviour Checklist (lista de control de comportamiento infantil) para evaluar los problemas de salud mental interiorizados, como el comportamiento retraído o deprimido, y los exteriorizados, como la delincuencia o los comportamientos agresivos.

Según la Dra. Oddy, los estudios previos han mostrado que cabe esperar que uno de cada cinco niños desarrolle alguna forma de problema de salud mental al llegar a la edad adulta, y el 50% de todos los problemas de salud mental en adultos se desarrolla durante la adolescencia.

La investigación se ha publicado en línea en la revista Preventive Medicine.

Fuente: Medical Net

Sin Respuestas

Añadir Comentario