La regla de los 4 regalos es el mejor regalo que le puedes hacer a los niños

Durante estas fiestas los padres nos esforzamos para que nuestros hijos disfruten de la Navidad,  acontecimientos especiales llenos de regalos y sorpresas para que vivan la ilusión de estas fechas navideñas. Intentamos comprar todo y que sea feliz abriendo un sinfín de paquetes, pero puede que lo que estemos consiguiendo sea generar el efecto contrario. 

Según diferentes estudios, tal magnitud de regalos en tan poco tiempo puede hacer que pierdan interés y lo que debería ser algo ilusionante y emotivo se transforma en una sobreabundancia de juguetes que termina generándoles indiferencia y desapego llevándoles incluso a perder esa ilusión que queríamos conseguir.

Ilustración: pixabay.com

¿Qué queremos decir con esto? Que si el niño pide 6 juguetes, le damos 3, más un chándal, unos cuentos, un álbum, pegatinas… aunque sean pequeñas cosas, en su mente lo que tiene es, todo. Absolutamente todo. Ya no recuerda incluso ni lo que pidió. Y qué sucede, que cuando vuelves a preguntar ¿y a los reyes, qué le vas a pedir? O al año siguiente? La respuesta será: no sé. “No sé” en un niño pequeño es una pérdida de ilusión, es un signo de que tiene todo y no anhela o desea con muchas muchas ganas algo, y por tanto, esa ilusión se disminuye.

¿Cómo funciona y para qué sirve la regla de los 4 regalos?

Pues bien, la regla de los 4 regalos lo que hace es brindar al niño con 4 regalos que el/ella realmente quieren pero que no representan un deseo inminente de marketing televiso o de catálogo. Es decir, el niño querrá un juguete más que ningún otro… lo compramos, uno. El niño disfrutará con cuentos, recortables o algún tipo de libro de interacción… nos paramos a pensar y lo conseguimos. Así conseguimos perdurar en el tiempo la ilusión de lo que le dejó la navidad.

Regalo 1 – regla 1: ¿Qué es lo que realmente quiere?

Averigua cuál es el regalo que realmente quiere. No pienses en el dinero, o en que en un hijo has gastado más que en otro. Céntrate en cuál es su mayor ilusión y prepárala cómo sabes que a él / ella le gustaría encontrársela en el amanecer del día de reyes o Navidad. Por ejemplo: si le encantan las cocinitas, cómprasela con muchos cacharros para que podáis jugar y pasar ratos divertidos, preséntasela montada, igual que en los catálogos. Alucinará.

Regalo 2- regla 2: Algo útil

Algo útil. Por ejemplo, si le gusta jugar al tenis y no tiene raqueta, es un buen momento para regalarle una. Es un ejemplo de que no compramos cualquier cosa en el año, no la espera y la sorpresa le invadirá. O si hace deporte y le gusta una bolsa de ropa de cambio, pues esa bolsa. O si lo que le gustan son los animales pues quizá unos especiales en inglés de animales… lo que le haga ilusión pero le resulte útil en su día a día.

Regalo 3 – regla 3: Algo necesario

Algo necesario. Párate a pensar. ¿Qué le hace falta? ¿Pijamas? Cómprale los que más le puedan gustar porque es su película preferida, sus dibujos infalibles… sí, necesita unos deportivos, los que quiera y le vayan a encantar pero que sea algo que necesite.

Regalo 4 – regla 4: Lectura

Lectura. Un libro, cuento, cuentos dinámicos con solapas… lo que le haga tener momento de desconexión, comprensión. De la temática que más les entusiasme pero un libro es siempre un muy buen regalo.

Siguiendo esto, él o la pequeña recordará y disfruta de su sueño que es esa súper cocinita como las revistas con todo lo que pueda imaginar: juego de café, batería, comiditas… pero para él o ella ha sido eso: una cocinita. No 4 o 5 cajas de cosas. Y es lo que quería. Con la raqueta tendrá el orgullo en cada clase de tenis de que fue la raqueta que le trajeron los reyes. Cada noche al acostar tendrá su pijama de xxxx que le encanta y rondará por ahí que es súper chulo porque lo dejaron los reyes y, cuando les habrás conseguido una inhibición, capacidad de concentración y aprendizaje que el/ella sin saberlo estará construyendo, a través de su ilusión y sus gustos, una cualidad muy preciada en el siglo en el que estamos.

Trabajar las ilusiones para tener momentos únicos en la infancia es lo que consolida grandes pilares y personalidades.

Autora: María P.

Lecturas relacionadas:

Añadir Comentario