Antes de comprarles los regalos de Navidad léete estos 3 consejos

Cómo hacer regalos de Navidad para niños puede hacerlos más materialistas

No paro de ver vídeos por internet de niños abriendo regalos de videoconsolas y demás juguetes. Las caras de éxtasis, los ojos casi salidos, gritando, agitándose. Están asignando la felicidad a bienes materiales. Y he de reconocer que eso me preocupa. 

regalos de navidad para niños
Todo padre quiere que sus hijos tengan todo lo que desean y recuerden su infancia como una etapa feliz y divertida. Pero es importante no crear ningún tipo de relación emocional con las cosas, y es precisamente lo que a los niños se les está inculcando. Antes de comprarles los regalos de Navidad a tus hijos ten en cuenta estas 3 cosas: 


1. No les animes a pedir regalos 

No hace falta que les preguntes qué pedirán este año ni que les animes a pedir todos los regalos que quieran. No darle importancia a la lista de regalos de este año les ayudará a no obsesionarse con ella.

En su lugar, simplemente préstales atención y pregúntales. ¿En qué se interesan? ¿Qué les apasiona? ¿Qué hacen para divertirse y pasárselo bien? Esto es más costoso que preguntarles qué van a pedir, pero obstaculiza el enfoque hacia el consumismo. 

2. Trabaja concienzudamente para crear recuerdos positivos con tus hijos que no estén asociados a productos de consumo 

regalos de navidad para niños

En lugar de dejar a los niños que se gestionen ellos solos -o de pasar tiempo con ellos jugando con juguetes y cosas- intenta crear recuerdos felices que no estén asociados a cosas. Haced la cena juntos, luchar en el salón hasta que os duela la barriga de tanto reíros, salir a jugar al parque,observar los bichos, ver alguna peli.

3. Refuerza en tus hijos el poder de dar sobre el de recibir 

regalos de navidad para niños

Apuesto a que nunca has escrito una carta a Papa Noel o a Los Reyes agradeciendo todo los regalos que recibiste. Piénsalo, estamos mandando de alguna manera un mensaje a nuestros hijos de que pueden recibir todo simplemente porque sí. Esta actitud contribuye en gran medida a crear futuros adultos egoístas e infelices. Siempre querrán más y más sin estar satisfechos.

Cualquier padre quiere que sus hijos tengan una infancia totalmente feliz y satisfactoria, pero siento cada vez más que la felicidad a largo plazo de alguna manera está siendo objeto de comercio para la felicidad inmediata. No es algo que quisiera para mis propios hijos -y para los de nadie-. Hay una manera diferente, sólo hay que tener la intención de encontrarla, y estos 3 consejos te ayudarán a ello. 

“Cambiar el carácter de un niño es cambiar el destino de un hombre”. 

Ver más: