Juegos en casa divertidos con rollos de papel

Seguimos con nuestro objetivo de entretener a los más pequeños en estos días de confinamiento. Por eso hemos recopilado una serie de ideas para hacer juegos en casa con rollos de papel, ya sea papel de cocina o papel higiénico. ¡Esperamos que os gusten!

1. Encesta la pelota soplando

Un juego bastante sencillo, necesitamos una mesa, vasos de papel o de plástico y una pelota, si no tenemos la típica pelotita de pin pon, podemos utilizar cualquier otra bola o incluso coger algodón y celo para crear nuestra propia bolita.

La finalidad del juego es bien sencilla, es una carrera de soplidos para ser quién consigue encestar más bolas en los vasos.

Foto: thinkingzing.com

2. Circuito vertical

Para preparar este circuito tan solo necesitamos los rollos de papel, celo, unas tijeras y algo que ruede, ya sea un cochecito de juguete o una pelota. En la foto aparece una idea de circuito, pero podemos hacerlo como más nos guste.

La idea es que el peque pueda poner el cochecito al principio del circuito y pueda ir cayendo por todos los rollos de papel. Si hacemos dos circuitos se pueden hacer carreras, para ver que coche o bola llega antes al suelo.

Foto: mamapapabubba.com

3. Bolos

Cogemos rollos de papel y los pintamos o bien con pintura de pincel o con rotuladores. En el suelo con celo marcamos la pista y al final colocamos los rollos en la posición de los bolos. Buscamos una pelota que no sea muy grande para darle algo de dificultad al juego, y ¡listo!

Una partida de bolos corriente tiene 10 bolos, por lo que si queremos hacerlo realista tendremos que decorar 10 rollos de papel, podemos usar los rollos de papel higiénico, si queremos bolos más pequeños o los rollos de papel de cocina si queremos que sean más grandes.

Cada jugador tendrá dos oportunidades para derribar todos los bolos en su turno y normalmente son 10 turnos cada jugador, aunque podemos acortar la partida todo lo que queramos.

4. Angry birds caseros

Para este juego necesitamos rollos de papel a diferentes alturas y los pintamos de marrón (con pintura de pincel o rotulador). Luego cortaremos rollos de papel más bajitos para hacer los pájaros del juego, podemos pintarlos del color que queramos y los colocamos haciendo una estructura.

El objetivo es destruir la estructura con una bola, así que lo suyo sería estar cuatro o cinco pasos alejados y probar suerte. A ver con cuántas tiradas sois capaces de derrumbar todos los rollos de papel.

Foto: funfamilycrafts.com

5. Coches

Podemos hacer coches de carreras bien chulos con los rollos de papel. Para ello necesitamos en primer lugar pintar un rollo de papel (con pintura de pincel o rotulador), luego lo ponemos de forma horizontal y con unas tijeras le recortamos un cuadradito en la parte superior, como en la foto, que nos servirá de asiento.

Para hacer las ruedas podemos utilizar una caja de cartón de los cereales por ejemplo y hacer círculos, podemos usar un rollo de papel a modo de guía. Pintamos de negro y blanco (si tenemos pintura de pincel) o del color que más nos gusten, las ruedas y se las pegamos en los cuatro lados al coche. Estas ruedas serán estáticas y no girarán.

Si queremos que las ruedas giren, podemos hacer unos agujeros a ambos lados del coche, lo suficientemente grandes como para que quepa una cañita sin problema, ya que si entra justa no podrá moverse. Ponemos la cañita y cortamos para que sobresalga del coche un dedo como mucho, pegamos a ambos lados las ruedas y ya pueden girar.

Foto: worldinsidepictures.com

Saber más:

Añadir Comentario