Estonia, el primer “Silicon Valley” en Europa

Estonia es el país con más startups por habitante del planeta y un referente mundial en la digitalización de la administración pública

En Estonia todos los trámites se pueden hacer de forma digital, salvo 3 gestiones que requieren la presencia física: casarse, divorciarse o vender una propiedad. Para todo lo demás, basta con el DNI electrónico.

Mejoras económicas y sociales generadas por una transformación tecnológica radical del sector público. Ya tenemos un caso de éxito que imitar.

Una revolución en apenas 25 años

En 1991 Estonia se independizó de la antigua Unión Soviética. Desde entonces, en lugar de apostar por las “prácticas” de su anterior régimen, sus dirigentes apostaron por la transformación tecnológica de su sociedad. 

  • En el año 2000, el Gobierno declaró el acceso a internet un servicio básico universal y celebró sus primeras reuniones sin papeles.

  • En el 2002, las principales zonas urbanas tenían wifi gratis.
  • En el 2005 celebró las primeras elecciones con voto electrónico, sistema que en los últimos comicios usó el 30% del censo, reduciendo el coste a la mitad.
  • Durante la crisis financiera, incrementaron su apoyo a los emprendedores digitales atrayendo inversión y talento internacional.
  • Actualmente, Estonia es probablemente el único país en el mundo donde el 99% de los servicios públicos están disponibles en línea 24/7 (el 95% de los estonios declara sus impuestos de forma online).

Durante su presidencia europea en el segundo semestre de 2017, Estonia tratará de impulsar la digitalización de la economía continental y la libre circulación de datos, siguiendo el ejemplo ya iniciado con Finlandia para compartir datos administrativos.

Estonia, Silicon Valley europeo (1)

 

e-residentes en Estonia

La última innovación de Estonia ha sido abrir al mundo sus servicios mediante la emisión de tarjetas de residencia digital a cualquier ciudadano de cualquier país.

Ni siquiera hay que pisar el país para recibirla. Los e-residentes pueden abrir negocios, operar en la UE como cualquier otra empresa y gestionarla desde cualquier del mundo gracias a las avanzadas infraestructuras digitales del país.

Más de 23.000 personas procedentes de 138 países son ya residentes digitales estonios y se han creado 1.600 empresas.

La e-residencia es una identidad digital transnacional que cualquier persona en el mundo puede solicitar para obtener acceso a una plataforma basada en la inclusión, la legitimidad y la transparencia.

Los residentes en línea pueden:

  • Crear una empresa de confianza en la UE en un día.
  • Gestionar y administrar en línea la empresa desde cualquier parte del mundo.
  • Solicitar una cuenta bancaria empresarial y una tarjeta de crédito, y realizar banca electrónica segura.
  • Acceso a proveedores internacionales de servicios de pago (Paypal, Braintree, etc.)
  • Firma y transmisión digital de documentos.
  • Declaración de impuestos estonios en línea.

Los e-residentes reciben una tarjeta de identificación digital con dos números PIN para una identificación digital segura y firmas digitales.

La República de Estonia se ha propuesto tener 10 millones de e-residentes en 2025.

Tallin capital de Estonia

Incentivos empresariales

Pertenecer a la Unión Europea y tener una sociedad digital avanzada son incentivos enormes para atraer inversión y talento de todo el planeta.

Europa ofrece estabilidad y un gran mercado de 300 millones de personas y Estonia bajos costes empresariales de inicio y mantenimiento y una administración digital y eficiente. Crear una empresa cuesta en torno a 100 euros.

Además, el crecimiento se incentiva con un 0% de impuesto de sociedades sobre las ganancias reinvertidas.

Gracias a un ecosistema digital seguro, cómodo y flexible, Estonia ha alcanzado un nivel sin precedentes de transparencia en la gobernanza, ha creado una amplia confianza en su sociedad digital y se ha convertido en un entorno libre de problemas para las empresas y el espíritu empresarial.

Mínima burocracia y un marco fiscal claro.

Mínima corrupción en un entorno empresarial transparente.

Estonia es la patria de Skype y TransferWise y miles de empresas digitales ya están en el camino.

 

Fuente: Yermoo


Añadir Comentario